Berrinche le cuesta el trabajo a Antonio Brown

Antonio Brown fue despedido de los Buccaneers después de salir de manera extraña de la cancha antes que Tom Brady mostrara su característica tranquilidad, guiando a Tampa Bay en una serie ofensiva de 93 yardas en los minutos finales para rescatar una victoria el domingo de 28-24 sobre los New York Jets.

El entrenador en jefe Bruce Arians confirmó al final del partido que Brown ya no forma parte del equipo.La debacle de Brown ocurrió cerca del final del tercer cuarto, cuando Tampa Bay perdía 24-10. El receptor conversaba con su compañero Mike Evans cuando de pronto se quitó uniforme y arrojó sus guantes y la camiseta a las tribunas antes de dirigirse con el torso desnudo hacia la zona de anotación. Luego saludó a los aficionados y recorrió la zona de anotación rumbo al túnel en el MetLife Stadium.

Parecía ser una muestra de frustración de parte de Brown, que tenía apenas tres recepciones para 26 yardas.

Brown recibió una suspensión de tres juegos el mes pasado por violar los protocolos de la liga para el COVID-19. También cuenta con un historial de problemas de conducta personal y decisiones extrañas.

Brady conectó con Cameron Brate en un pase de touchdown de cuatro yardas poco después de la salida de Brown, y el quarterback terminó la remontada de los Buccaneers con un pase de 33 yardas de touchdown a Cyril Grayson a 15 segundos del final.

Visto 48 veces