Reina Isabel II descansará junto a su esposo Felipe

Durante el último servicio religioso para la Reina Isabel en la Capilla de San Jorge, dentro del complejo de Windsor, las joyas de la corona fueron separadas del ataúd de la fallecida monarca.


Con el servicio religioso en la Capilla de San Jorge, al que asistieron unos 800 invitados, concluyeron los actos públicos del funeral de la Reina. Después habrá una ceremonia privada en la que la monarca será enterrada por sus familiares directos.

Conforme a las tradiciones británicas, el Joyero de la Corona retiró de encima del féretro la Corona del Estado Imperial, el Orbe y Cetro. Tras esto fueron colocados en el altar de la capilla por el Decano de Londres. Posteriormente, las joyas serán regresadas a la Torre de Londres. Luego, el Rey Carlos III colocó sobre el ataúd un estandarte de la Compañía de la Reina.

La Reina llegó este lunes a la capilla después de una procesión desde la Abadía de Westminster, en Londres, donde unos 2 mil dignatarios del mundo acudieron como invitados. Primero el ataúd fue llevado en un carro de armas histórico hasta el Arco de Wellington y de ahí un cortejo fúnebre llevó en auto los restos hasta el castillo de Windsor.

Visto 37 veces