Au revoir “Donatello”

Kylian Mbappé Lottin se marcha del Paris Saint-Germain tras 7 años en el club parisino; en su estadía marco 255 goles en 305 encuentros, levantando 6 de 7 ligas francesas, consiguiendo 3 copas de Francia, además de disputar la primera final de Champions League en la historia del PSG ante el Bayern Múnich, sin duda alguna se marcha una leyenda del club parisino.

Un niño que se convirtió en hombre:

En el año 2017 con tan solo 19 años Mbappé realizó una esplendorosa campaña con el Mónaco, consiguiendo arrebatarle sorpresivamente la liga al propio PSG, al ser el jugador estrella del club absolutamente todos los grandes clubes europeos comenzaron a ofrecerle las estrellas a aquel niño parisino que recordaba a Thierry Henry; Real Madrid, Arsenal, Manchester City, Manchester United, absolutamente todos querían seducir al joven futbolista para que vistiera su camiseta, todo el planeta fútbol estaba convencido de que Mbappé iba a ser la próxima gran estrella del futuro. A pesar de todos los cortejos recibidos por los más grandes equipos del mundo, el niño tenía un sueño, una promesa que le había hecho a su familia, a su ciudad de origen, y sobre todo a su madre; jugar con la camiseta del Paris Saint-Germain para poder conseguir la primera Champions en la historia del club. Fue así como el PSG desembolso la millonaria cantidad de 140 millones de euros por la joven promesa que estaban seguros iba a ser el eje central del nuevo “proyecto ganador” que el París estaba formando, con jugadores como Neymar, y en un futuro Leo Messi, el PSG tiraba la casa por la ventana para crear su propio súper equipo que según ellos dominaría Europa con un parisino a la cabeza; el joven Mbappé ya no era una promesa, más bien, era uno de los fichajes más caros en la historia del fútbol. El resto es historia, parece que fue ayer cuando sucedió toda esta historia, el tiempo no perdona, Mbappé ahora es un hombre consolidado que necesita marcharse de casa para seguir creciendo, aprendiendo, viviendo, y sobre todo, ganando.

Un sueño que se convirtió en pesadilla:

Kylian Mbappé ha sido jugador del PSG por aproximadamente 2555 días, ha defendido la camiseta parisina por 7 años, ha conseguido la liga prácticamente todas las temporadas que ha estado en París, ha estado en la época más ganadora del club, ha sido uno de las máximas leyendas del equipo, y sobre todas las cosas… ha amado la camiseta del PSG. Absolutamente ningún jugador que haya pasado por el club parisino le ha tenido tanto cariño al club, a la ciudad, o a sus colores como lo ha hecho Mbappé, el simple hecho de ser parisino y crecer futbolísticamente en su ciudad natal es más que suficiente para demostrarlo, sin embargo, el Paris Saint-Germain es un club que aspira a ser un gigante de Europa, pero jamás lo conseguirá con la mentalidad tan pequeña que tienen sus directivos, su administración, y sobre todo su afición. Desde el primer día que Mbappé se puso la camiseta del club las cosas no han hecho nada más que desgastar ese amor que tiene Kylian por su ciudad natal, “no merece usar la camiseta”, “es un mercenario que solo quiere dinero”, “desaparece siempre que puede”, “no nos dio una Champions League”, son algunas de las frases que se han leído de aficionados, prensa, exjugadores, absolutamente todos tirando piedras a su propio tejado, toda la cúpula parisina esta extremadamente equivocada, más bien París es el que no merece a un jugador como Mbappé, el mejor jugador del mundo tiene que jugar en un club a su altura, el mejor jugador del mundo tiene que sentirse arropado, el mejor jugador del mundo debe sentirse amado, apreciado, querido, valorado, si eres el más grande, tu entorno tiene que estar a la altura, a pesar de ello Mbappé ha resistido 7 años en un club que su mentalidad es y siempre será de equipo chico. ¿Mbappé recibe mucho dinero? ¿Solo está ahí por conveniencia? Todo esto es una verdad a medias, es verdad que las cifras son abrumadoras en cuestión de dinero, pero el mejor jugador del mundo tiene que cobrar como el mejor, y no solo eso, si él se sintiera arropado, o incluso amado les puedo asegurar que el dinero no sería factor en su decisión, el PSG tiene tan poca historia, identidad, y cariño, que lo único que puede ofrecer, es dinero.

En este nuestro y su espacio “Tiki Taka”, afortunadamente amamos el fútbol, y vemos las cosas como en realidad son, con objetividad, con hechos, con amor por la redonda; es por eso que mi conclusión final es que se marcha una de las más grandes leyendas del club parisino, el PSG le debe muchísimo más a Mbappé, que Kylian al Paris Saint-Germain. El futuro me dará la razón cuando los aficionados, los directivos, y Paris en general volteen a ver el pasado, recordando con cariño y con recelo, el jugador que alguna vez tuvieron y dejaron escapar por su soberbia, por su ignorancia, y por su egocentrismo de creerse algo que no son, viendo a lo lejos como Kylian Mbappé Lottin triunfa en el club más grande del mundo; el Real Madrid.

¡Bon courage Mbappé!

Visto 102 veces