Final de Wembley: UCL

Real Madrid vs Borussia Dortmund

Ha sido una Champions League maravillosa, hemos tenido absolutamente de todo; drama, sufrimiento, alegría, tristeza, giros de guion, remontadas, grandes momentos, y sobre todas las cosas, buen fútbol. El cuento está cerca de llegar a su final, el próximo 1ro de Junio nos espera el último capítulo de esta historia que lo ha tenido absolutamente todo; Real Madrid y Borussia Dortmund disputaran la batalla final en el templo de Wembley, ahí conoceremos quien será el nuevo monarca europeo que tendrá el honor de conquistar la tan ansiada, deseada, y amada “Orejona”. Es por eso que a continuación te traemos un análisis completo del camino que han tenido que recorrer los dos mejores equipos de Europa esta temporada:

Borussia Dortmund (La gran muralla amarilla): Creo que hablo por todos cuando digo que absolutamente nadie esperaba al Dortmund en la final de la Champions, todos lo dábamos por muerto en fase de grupos al ver que estaría compitiendo en el grupo de la muerte ante el PSG, el AC Milán, y el Newcastle; “No tiene opciones”, “es el más débil”, dijimos muchos ilusos que no aprendemos que esta competición tiene algo mágico en su esencia. A partir de ahí el camino ha sido un sueño para el Borussia Dortmund, hay que recordar que esta competencia no la gana el que mejor juega al fútbol, este torneo es una combinación de magia, suerte, y carácter, recordemos que las copas son muy diferentes a las ligas, en una copa necesitas aparecer en el momento justo, idóneo, y correcto para calificar a la siguiente ronda aunque tu rival sea mejor, es así como el Dortmund ha tenido una mística increíble esta temporada en la competición; Frente al PSV en 8vos, los de Eindhoven se cansaron de fallar ocasiones clarísimas de gol que hubieran sepultado al Borussia desde el primer partido, sin embargo, los de negro y amarillo fueron contundentes cuando tuvieron que serlo decantando la eliminatoria de su lado. Ante el Atlético de Madrid fue más de lo mismo, en el Metropolitano “Los Colchoneros” fueron extremadamente superiores al Dortmund en la primera parte, sin embargo, los de la capital no pudieron rematar a su rival, dejándolo levantarse en la segunda mitad brindándonos los mejores 45 minutos que le hemos visto al Borussia en la Champions, en la vuelta “Los de negro y amarillo” nos demostraron de los que son capaces, con un ejercicio de coraje le dieron la vuelta a la eliminatoria hasta en dos ocasiones, demostrándonos que no estaban ahí solo por “suerte” sino que también están donde están por la manera en la que juegan al futbol. En la semifinal ante el PSG, el Borussia Dortmund fue muy superior a su rival en la primera vuelta, con una exhibición de Adeyemi, Sancho, y una masterclass con gol incluido de Füllkrug, el Dortmund controlaba sin mayor problema la eliminatoria en el Signal Iduna Park, en la vuelta el PSG fue más peligroso que en la ida, demostrando toda su capacidad ofensiva, sin embargo, la falta de efectividad de los parisinos, la suerte del Dortmund, y sobre todo una exhibición defensiva de la pareja Hummels-Schlotterbeck, le dieron el pase a la final de la Champions al Borussia Dortmund. Todo es muy reciente aún como para darse cuenta de las cosas, sin embargo, la realidad es que estamos viviendo una gesta histórica difícil de repetir, cuando pasen los años y reposemos lo vivido, nos daremos cuenta de que el Borussia Dortmund ha realizado una de las hazañas más grandes de los últimos tiempos, la gran muralla amarilla vivirá el próximo 1ro de Junio una de sus noches más hermosas, importantes, y maravillosas de toda su historia.

 

Real Madrid (Los Reyes de Europa): Que se puede decir del Real Madrid que no se haya dicho ya, aquí seremos mucho más breves que con el Dortmund porque es mucho más sencillo explicar la razón por la cual el Madrid nuevamente está en la final, y esa razón se puede resumir con una simple palabra: la mística. Alcanzar la conexión perfecta entre cuerpo y alma es lo más difícil, y a la vez lo más fácil que puede haber, para conseguirlo se deben sumar ciertos factores que el Madrid a lo largo de su historia ha ido perfeccionando hasta convertirse en el equipo indestructible que es hoy en día. Hace unos momentos dijimos que la Champions es mágica y eso no es ninguna mentira, al ser un torneo lleno de misticismo la única manera de poder conquistarla es siendo un equipo “especial” y diferente al resto, en esos dos aspectos el Madrid es sin duda alguna el único diferente al resto de clubes en el mundo. El escudo más importante del mundo gana partidos desde antes de jugarlos debido al poder histórico que conlleva portarlo, el color blanco limpia el corazón debido a la pureza de su resplandor, la palabra “Real” hace alusión a la máxima realeza del fútbol, el Santiago Bernabéu y su afición son un templo impenetrable en cualquier competición, la hermandad del equipo crea una unión inquebrantable para cualquier situación. Un equipo mágico necesita una competición mágica, el Madrid nació para disputar la Champions y la Champions nació para el Real Madrid, uno no podría existir sin el otro, mientras absolutamente todos los clubes de Europa sufren y se desgastan creando un plan detallado para ganarla, el Madrid entiende que para competirla primero tienes que vivirla, gozarla, y sobre todo disfrutarla. Es así como el Real Madrid consiguió pleno de victorias en la fase de grupos en esta edición a pesar de compartir grupo con el vigente campeón de Italia. En 8vos de final a pesar del Leipzig brindar una exhibición de fútbol, el Madrid resistió todos los ataques de los alemanes, aprovechando el momento idóneo para dar la estocada mortal, en el momento y en el lugar indicado. En los 4tos ante el Manchester City, el Real Madrid entendió que era la victima de la eliminatoria, al ser inferior a su rival “Los Merengues” dejaron su orgullo y su ego a un lado, para ponerse el mono de trabajo y sacar la eliminatoria a pico y  pala, provocando que en 180 minutos el Real Madrid diera una exhibición defensiva, algo fuera de lo normal en el equipo, pero necesario para la clasificación. En las semifinales ante el Bayern, el Real Madrid dio una exhibición en el Santiago Bernabéu, con un espectacular Vinícius intentándolo una y otra vez, el Bayern no pudo aguantar las embestidas provocando una desconexión que permitió a Joselu remontar la eliminatoria de manera milagrosa como solo el Madrid sabe hacerlo en menos de 3 minutos. Ahora el Madrid nuevamente está en la final, y absolutamente todos sabemos cómo termina esto, porque “Los Blancos” no juegan finales… las ganan. Con un ADN prodigioso y ganador en las venas, el Real Madrid conseguirá la 15va copa, un número fuera de lo normal, absolutamente fuera de lo común, pero normal en la historia del Real Madrid, porque la Copa de Europa nació para que el Madrid pudiera conquistarla, moldearla a su gusto, recordándonos absolutamente todos los años, porqué es el club más grande de la historia.

Visto 59 veces