THE END

Dani Alves fue sentenciado a cuatro años y medio en prisión después de agredir sexualmente a una joven de 23 años en el baño de una discoteca en Barcelona, el brasileño había recibido la sentencia más leve que se puede condenar en este tipo de casos debido a la intención del propio jugador para indemnizar a la víctima; parecía que Dani Alves estaría como mínimo 4 años en prisión, hasta que la influencia, el poder, y la vergüenza se apoderaron del caso… después de una resolución dictada por una mayoría, Daniel Alves da Silva salió de prisión tras 14 meses y después de abonar la fianza de 1 millón 200 mil euros depositada por su excompañero y amigo Memphis Depay; una vergüenza absoluta.

Estos escritos que realizamos en nuestro, y su espacio: “Tiki Taka”, normalmente nos centramos en el aspecto deportivo y en el trato que se le da a la redonda en el terreno de juego, sin embargo, esta vez quiero extenderme un poco más en el tema extradeportivo. Me parece una vergüenza que un agresor sexual salga prácticamente impune después de agredir a una mujer sexualmente, un millón de euros no es nada para una persona como Dani Alves que ha amasado una fortuna como futbolista, 14 meses en prisión seguramente con todas las comodidades que una estrella puede obtener debido a sus influencias, no es nada en comparación con lo que la víctima tuvo que sufrir, y tendrá que cargar el resto de su vida.

Vivimos en una sociedad en la que importa más quien seas, el dinero que tengas, la influencia que poseas, y la mano negra que tus abogados puedan lograr… que la palabra, los sentimientos, los traumas y los problemas mentales que se desencadenan en una víctima de violación. La chica tendrá que cargar con los pensamientos y los recuerdos de una noche de diversión con amigos, que se convirtió en una auténtica pesadilla para el resto de su vida, mientras Dani Alves regresará a su casa con absolutamente toda su fortuna, sus viviendas, sus fanáticos, su historia en el futbol, sus trofeos, sus logros, porque a pesar de haber cometido un acto atroz, la gente y la sociedad olvida tan rápidamente que más pronto que tarde pedirá perdón, provocando que la gente, la sociedad y la industria del futbol lo apoye invitando a la gente a olvidar los sucedido porque “todos podemos equivocarnos”, una absoluta y asquerosa patraña si me lo preguntan. Una vez más, miedo y vergüenza son los sentimientos que me provocan analizar a profundidad un caso en el que nuevamente se demuestra lo podrida que esta nuestra sociedad y nuestros valores como seres humanos.

Para terminar este escrito, haremos una breve remembranza a la carrera de unos de los mejores laterales en la historia del futbol; una leyenda que terminó manchando su nombre, su trayectoria y sus logros, por un crimen atroz. Dani Alves ha sido uno de los mejores jugadores ataque/defensa en la historia de este deporte; al ser pieza fundamental en una época dorada del Sevilla al conseguir una Copa del Rey y una Supercopa de España. Después en el FC Barcelona fue donde el brasileño desplegó su mejor futbol, siendo lateral indiscutible en el mejor equipo de la historia comandado por Josep Guardiola, formando una sociedad maravillosa con Lionel Messi para destruir absolutamente a cualquier rival que se le pusiera enfrente, consiguiendo un histórico sextete en la temporada 2008/2009. Dani Alves permaneció mucho tiempo más en el conjunto blaugrana, donde cosechó seis ligas españolas, tres Champions Leagues, cuatro Copas del Rey, mundialitos de clubes, supercopas españolas y europeas, ganando absolutamente todo con el FC Barcelona. Con la Juventus de Turín el brasileño consiguió un Scudetto y una Copa de Italia, logrando prácticamente los dos trofeos más importantes de Italia,  llegó a una final de Champions y ka perdió ante su exequipo: el FC Barcelona.

Después migró a Francia donde consiguió absolutamente todos los trofeos que se pueden ganar, siendo pieza clave con el PSG en la obtención de dos títulos de liga, dos copas y dos supercopas francesas, agrandando su palmarés deportivo. Con el Sao Paulo, Dani Alves fue campeón de Copa Libertadores, convirtiéndose en uno de los pocos futbolistas que ha sido capaz de ser campeón de Europa y de América. Con la selección brasileña fue campeón del mundo sub-20, también formó parte de una generación histórica que consiguió por primera vez los JJOO para su país, además de ser doblemente campeón de Copa América, convirtiéndose así, en mucho tiempo el jugador con más títulos en la historia del futbol.

Jamás imaginé que tendría que despedirme de un futbolista de este calibre de esta manera, yo crecí viendo jugar a Dani Alves prácticamente todos los fines de semana, el brasileño fue parte de mi infancia y de toda una generación de jóvenes que soñábamos con ser alguno de los héroes que veíamos en televisión, sin embargo, todo se hundió. Ese amor, ese cariño, ese respeto, esa admiración, absolutamente todo, se perdió.

Visto 26 veces