Guerreros Bermellones


El Real Club Deportivo Mallorca, que dirige el estratega mexicano Javier Aguirre, avanzó a la gran final de la Copa de su Majestad el Rey, tras empatar a un gol y después imponerse en penales, en más de 180 minutos de juego, contra la Real Sociedad de Fútbol del entrenador Imanol Alguacil.

En el partido de ida de las semifinales el equipo Bermellón empató cero a cero frente a la Real ante más de veintidós mil espectadores en el estadio Mallorca Son Moix en Palma de Mallorca, logrando así mantenerse con vida en la eliminatoria, dejando todo para resolver en territorio enemigo.

En el duelo de vuelta en la Reale Arena en Donostia San Sebastián, el equipo mallorquí empató uno a uno contra los Txuri-urdines, forzando así los tiempos extras y los penales en los cuales resultaron un triunfadores por cuatro a cinco metiendo el tanto definitivo el jugador Sergi Darder.

El camino para llegar a la gran final fue sumamente complicado para el equipo del “Vasco” Aguirre. En el partido inicial de la Copa del Rey se impusieron por cero goles a cuatro al Club Deportivo Boiro de La Coruña que pertenece a la categoría Preferente de Galicia.

En la jornada dos visitaron al conjunto Navarro del Valle de Egüés y ganaron con máxima contundencia por marcador de cero goles a tres.

En la ronda de dieciseisavos llegó la primera prueba importante para el Mallorca visitando al Burgos Club de Fútbol de la Segunda División en el estadio municipal El Plantío. El marcador final fue de cero goles a tres para el equipo visitante.

En la ronda de octavos, el equipo Bermellón enfrentó al Club Deportivo Tenerife en el estadio Eliodoro Rodríguez López de Canarias y se impuso por la mínima con gol del canadiense Cyle Larin.

Hasta ese momento y contra rivales de menor envergadura, el equipo de Javier Aguirre había logrado no recibir ningún gol y marcar once tantos. El primer duelo contra un equipo de primera división fue en los cuartos de final y tuvieron la oportunidad de recibir este partido definitivo en el estadio Mallorca Son Moix.

En los cuartos Mallorca recibió al Girona Fútbol Club, que hasta el momento es el equipo revelación del año en el balompié español. Con un gol de Cyle Larin y dos de Antón Prats, el conjunto Bermellón derrotó sorpresivamente al Girona por marcador final de tres a dos, aprovechando así la localía con el empuje de su gente.

Para las semifinales de la competencia el formato cambia y se juegan dos partidos, uno de ida y otro de vuelta. El primer duelo de las semifinales lo iban a recibir y el segundo visitar ante la Real Sociedad de San Sebastián.

La historia, con la cual inició el texto, ya está escrita y el equipo de Aguirre derrotó al conjunto de Alguacil desde el punto penal logrando de tal manera avanzar a la gran final del torneo que se disputarán contra el Athletic de Bilbao el sábado 6 de abril en el estadio de la Cartuja en Sevilla.

La alineación inicial ideal de Aguirre en el torneo copero está integrada por: Dominik Greif en la portería. Jaume Costa, José Copete, Antonio Raillo, Martin Valjent y Giovanni Gonzales en defensa. Daniel Rodriguez, Samu Costa y Antonio Sanchez en el medio campo. Con Cyle Larin y Abdon Prats en el ataque.

Además, Vedat Muriqi, Manu Morlanes y Sergi Darder como cartas ofensivas bajo la manga para alterar y agitar el rumbo de los duelos.

El estratega capitalino Javier Aguirre se convierte, con estos resultados, una vez más en un técnico icónico en España, en esta ocasión, máximo ídolo de la afición mallorquina.

En tierras ibéricas se habla mucho de la personalidad irreverente y del profesional que caracteriza al “Vasco” Aguirre y se le reconoce como uno de los entrenadores que mejor manejan plantillas de bajo presupuesto consiguiendo, gestas y resultados históricos para esos clubes modestos que confían en su forma de trabajar.

El Real Club Deportivo Mallorca no es el favorito para levantar el trofeo metálico, pero esto es fútbol y en 90 minutos cualquier cosa puede pasar.

Visto 100 veces