FUSIÓN TOTAL EN 2023

El All-Star Game, la Champions League de la CONCACAF, la Leagues Cup y la Campeones Cup son los esfuerzos de los directivos de la Major League Soccer y de la Liga MX para unir sus caminos. El propósito de enfrentar a los clubes de fútbol profesional de Estados Unidos, Canadá y México tiene fines deportivos pero sobre todo económicos y mercadológicos.

Todavía no es un hecho que estos tres países norteamericanos albergarán el Campeonato Mundial de Fútbol en el año 2026,  pero está clase de competencias internacionales refuerzan, ante los ojos de la FIFA, que existe una estructura sólida y coordinada para llevar a cabo un Mundial con tres sedes.

Esta semana la CONCACAF (Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol) avaló un gran cambio de formato para la Leagues Cup a partir del año 2023; el nuevo sistema medirá a todos los equipo de la MLS y de la Liga MX, el torneo se disputará en un único mes en territorio estadounidense y los tres mejores del certamen tendrán acceso a la ronda de apertura de la Champions League.

En la conferencia de prensa donde se anunció el nuevo formato estuvieron presentes los máximos líderes del balompié de la Confederación. El Presidente de CONCACAF, Víctor Montagliani, el comisionado de la MLS Don Garber y el mandamás de la Liga MX Mikel Arriola; su presencia asegura un apoyo total para la ejecución del proyecto.

El mercado millonario de espectadores latinos en Estados Unidos y los grandes contratos televisivos que generará este torneo provocarán un desarrollo conjunto de ambas ligas. La MLS tiene franquicias mejor cimentadas económicamente y la Liga MX tiene un nivel deportivo superior. Ganar-ganar es la intención de todos, sin embargo se está dejando de lado a los jugadores que son los únicos verdaderos actores del juego; dónde quedará el descanso de los futbolistas.

Visto 157 veces