Producto de calidad, fútbol argentino

Después de 14 fechas de duelos trepidantes y de partidos cardiacos de cuartos y semifinales, la copa de la liga del fútbol argentino tiene a sus dos finalistas. El primero es Vélez Sarsfield, el equipo de Liniers, cuyos aficionados presumen de tener en el José Amalfitani uno de los mejores teatros para mirar fútbol en Buenos Aires, vivió un presente muy distinto al de hoy apenas el semestre pasado cuando se encontraba peleando por no descender, habiendo logrado el objetivo en la penúltima fecha. Hoy los dirige el experimentado técnico boliviano Gustavo Quinteros, quien, gracias a la pelota que es redonda,  le ha dado la vuelta al mundo. Quinteros tuvo un breve paso por el fútbol mexicano al frente de los Xolos de Tijuana,  por Oriente dirigiendo al Al-Nassr, por el centro del mundo dirigiendo a la selección de Ecuador y también por Chile dirigiendo a la Católica y a Colo Colo, entre otros.

Se dice que al inicio del campeonato Independiente de Avellaneda pujó fuertemente por el boliviano, al final el técnico eligió Vélez y esta final, tal vez le termine por dar la razón de su elección a ambas partes, club y entrenador.

Vélez reforzó la defensa con 2 ex River como lo son Mammana y Elías Gómez, ambos jugadores con experiencia y acostumbrados a jugar bajo presión. Gómez le asegura a Vélez la progresión por la banda por su buena conducción y buenos pases hacia adentro, mientras que Emanuel garantiza buenos trazos largos (algunos hinchas de River aseguran que Mammana tiene pies de ángel) y liderazgo. Valentín Gómez y Damián Fernández, dos buenos juveniles, completan la defensa. Gómez llegó a sonar para el Atlético de Madrid, ya que con 19 años fue elegido capitán del equipo. Damián es un central más discreto, muy cumplidor y con gran capacidad para perfilarse y achicar en función de la orientación del rival poseedor del balón, además, gana duelos desde la técnica y el timing más que desde la rudeza. El creativo del equipo es Claudio Aquino y el hombre gol del fortín es Brian Romero.

Por su parte Estudiantes de la Plata, gestionado por el mítico, invencible e inagotable Juan Sebastián Verón, puede presumir de tener uno de los mejores proyectos deportivos de Sudamérica. Alayes, nuevo director deportivo de Peñarol y ex del pincha, cuenta en una entrevista para el podcast Directores deportivos de Big Data sports, que el club ha crecido desde una planificación ejemplar velando por la formación deportiva y educativa de sus jóvenes jugadores, presumiendo que ningún chico dejó la escuela el último año que él fue el director deportivo.

El Pincharrata es uno de esos clubes históricos al que muchos jugadores como el propio Verón vuelven por amor a los colores. Guido Carrillo, Pablo Piatti y Fede Fernández son 3 de los bastiones de este nuevo Estudiantes que además, se rodea de jóvenes como Zaid Romero que ya lo siguen desde varios equipos fuera de Argentina y buenos fichajes, como el del colombiano Edwuin Cetré; quien seguramente juegue la copa América con Colombia y ya le supo dar alegrías al León, tanto en la Copa Libertadores como en esa semi contra Boca metiendo el penal para el empate de su equipo.

Otra de las claves de este Estudiantes es el técnico Eduardo Domínguez, entrenador histórico ya que le dio su primera copa a Colón de Santa fé y ha sido el arquitecto de este nuevo resurgir de Estudiantes de la Plata. Domínguez es uno de esos técnicos apasionados pero también ecuánimes que entienden de gestión de grupo, táctica, estrategia y que por sobre todas las cosas, ama el juego.  Eduardo es un idealista, como tantos de los Eduardos que habitamos el mundo.

Esta final entre Estudiantes y Vélez habla del presente de dos equipos que siempre animan el campeonato argentino, y que lucharán con el cuchillo entre los dientes por llevarse esa copa a casa. La final de la copa de la liga se jugará a las 12:30 hora del centro de México en el estadio Madre de Ciudades en Santiago del Estero y se podrá ver en nuestro país por TNT Sports.

Visto 134 veces