Mexicanos Champions League

Mexicanos Champions League 

 

La quinta jornada de la fase de grupos de la UEFA Champions dejó sin dudas un sabor amargo para los mexicanos que tuvieron participación en las canchas del viejo continente.

El partido entre el Feyenoord y el Atlético de Madrid en Rotterdam, tal vez el que más expectativa generaba por la presencia del ariete mexicano Santiago Giménez, comenzó con un Feyenoord presionando y teniendo las primeras chances, hasta que a los 17 del primer tiempo se vieron abajo en el marcador por un gol en contra de su lateral derecho, el neerlandés Lustharel Geertruida. El actual campeón de la Eredivisie salió con un ímpetu similar los primeros minutos del segundo tiempo pero nuevamente no pudo concretar,  entonces el Atleti, con su inigualable orquestador Antoine Griezmann manejando los hilos y los tiempos de su equipo, creció en confianza y pudo anotar el segundo desde el pie izquierdo de Mario Hermoso. El equipo de Rotterdam encontró un gol tardío en un tiro de esquina de quien fue tal vez el mejor jugador de los locales en el partido, el neerlandés  Mats Kieffer; espigado centrocampista experto en presionar y en interceptar por su buen posicionamiento defensivo y su buena lectura de juego. El Feyenoord perdería las esperanzas tras el cobro de un tiro libre en el que Santi Giménez desvía el esférico y la manda a guardar en su propia portería. Dos autogoles para los de Arne Sloth y con una fecha por jugarse, el Feyenoord tendrá que conformarse con seguir su camino europeo disputando la Europa League.

En el partido entre el Porto y el Barcelona, aunque el resultado fue también adverso para el equipo en el que milita Jorge Sánchez, las sensaciones fueron muy distintas. El elenco dirigido por Sérgio Conceicao se notaba mucho más concentrado, más atento y más convencido de querer ganar el encuentro; lo cual se tradujo en varias llegadas al arco defendido por el joven arquero Iñaki Peña. El primer gol es la muestra más explícita y evidente de lo mencionado anteriormente y además, de las desatenciones y tardías reacciones defensivas del equipo blaugrana. Con el Barca herido y siendo superado colectivamente, tuvo que aparecer el jugador hoy por hoy más desequilibrante del plantel, el portugués Joao Cancelo, para inventarse una jugada casi enseguida de que el Porto se pusiera adelante para así equilibrar el marcador e impulsar a su equipo desde la mejor inyección de ánimo que existe en este deporte, el gol. Como el lateral derecho Joao Mario había sido superado por el mejor jugador de la cancha toda la noche, el técnico luso decidió hacer ingresar a Jorgie (así está escrito en su camiseta) Sánchez, quien, si bien no dio un mal partido, realmente no le pudo solucionar el problema defensivo a su técnico. Al final el Barca lo ganó con otra gran jugada de Joao esta vez asistiendo a su compatriota Joao Félix para el 2-1 final en Montjuic. Con ese resultado, el Barcelona llegó a 12 puntos y logró su clasificación a los octavos de la Champions tras 2 temporadas de ausencia en esa fase. Mientras tanto, el Porto se quedó con 9 puntos y se jugará el pase a los octavos en la última fecha contra el Shakhtar, que cuenta también con 9 puntos, en el Estádio do Dragao, en un encuentro que seguramente será muy intenso no solo por lo que está en juego, sino también por los modelos de juego de ambos equipos.

El PSV, con el Chucky Lozano como titular en suelo sevillano, remontó un 2-0 en lo que fue un heróico partido del equipo neerlandés y se jugará en la última fecha la clasificación a la siguiente fase de Champions cuando se mida al ya clasificado Arsenal en Eindhoven. Si bien no fue un mal partido para el extremo azteca, Hirving salió lesionado a los 44’ del primer tiempo cediéndole su lugar al belga de 22 años, Torbe Vertessen, jugador que en el segundo tiempo, ya sin Navas ni Ocampos (este último expulsado a los 65’) hizo lo que quiso por el flanco izquierdo que atacaba el PSV, provocando la segunda amarilla a Ocampos, centrando el esférico de cabeza para provocar el autogol del defensor del Sevilla Nemanja Gudelj y asistiendo a Ricardo Pepi para el 2-3 en minutos de compensación.

La última fecha de la fase de grupos se jugará el martes 12 y miércoles 13 de diciembre ¿Podrán el Porto y el PSV clasificar a la siguiente ronda?

Visto 130 veces