¡DALE CAMPEÓN!

“Me pregunta un amigo cómo es posible que el fútbol despierte tantas alegrías. Solo puedo recordar que el fútbol es un hecho cultural, que se sostiene en la identidad de los pueblos, y esta se manifiesta en cada canchita en la que unos chicos pasan el rato detrás de una pelota”.

El domingo tal vez haya sido el día más feliz en décadas para toda la Argentina. Es una felicidá (así lo pronuncian los rioplatenses) propia de un pueblo que sabe que lo sucedido solo se ha logrado 3 veces en un siglo, es una felicidad única y necesaria, transversal a los géneros, las clases y las edades.

Pero, ¿Cuál fue la clave? Messi resaltó la importancia de tener un cuerpo técnico con la inteligencia y la dedicación para preparar la estrategia propia, para diseñar las prácticas y para analizar todos los detalles sobre el rival para intentar neutralizarlo, sin embargo, el mensaje más importante, o al menos el más recurrente que transmitieron los jugadores de la albiceleste fue el de “Juntos somos mejores”. Suena lógico, después de todo, si bien Argentina tiene grandes jugadores, necesitaban poner todos sus talentos a disposición del grupo para poder lograr la gesta mundialista. Y así fue. Pero aún con esa voluntad y mentalidad, todo grupo que pretende conseguir un objetivo, necesita un líder, y está clarísimo que ese líder fue el 10.

Algunos de los récords rotos por Messi para mi son anecdóticos, el propio Lionel se pronunciaba cada vez que recibía el premio al jugador del partido argumentando que él no merecía el premio, que lo merecía alguno de sus compañeros, como en el juego contra Croacia cuando declaró que el mejor había sido Julián Álvarez. Otras hazañas son increíbles y serán muy difíciles de superar, por ejemplo, Messi es el único jugador en la historia en ganar dos balones de oro en mundiales (el premio lo entrega la FIFA desde 1982), es también el primer jugador en la historia en convertir en Fase de Grupos, Octavos de Final, Cuartos de Final, Semifinal y Final en una sola copa del mundo.

Personalmente, la imagen que más me sorprende es la de Messi levantando la copa, tal vez porque ya había una muy parecida en mi memoria con el capitán y 10 de Argentina haciendo lo mismo en las fotos que circulaban en la web del Diego en México 86'. Con lo conseguido el fin de semana pasado, ahora tendré que hacer un hueco no para borrar la anterior, (y espero que nadie lo haga) sino para guardar ambas como un recordatorio de que, cada tanto, la tierra Argentina es elegida para que nazcan genios zurdos que juegan este deporte mejor que nadie, porque el mejor sinónomo de Argentina, es fútbol.

Visto 93 veces
Más en esta categoría: « LES BLUES, LA ARGENTINA