MBAPPÉ 2025

El Real Madrid es el único club que ha disputado 16 finales de Champions, de las cuales, solo ha perdido tres. Jugadores como Beckham, Raúl, Roberto Carlos, Zidane, Guti,  Redondo, Hierro, Seedorf, Gento, Di Stefano, Marcos Alonso, Lesmes, Rial, Kroos, Casillas, Ramos y Cristiano Ronaldo, han sido los encargados de escribir esa historia, la historia del club más ganador del fútbol europeo. Después de leer todos esos nombres, uno imagina, uno supone, uno se aventura a pensar que lo más lógico y también lo más conveniente, tanto para la casa blanca como para alguno de los jóvenes cracks del inicio de esta nueva década, sería desembarcar en la única ciudad en la que puede emplearse ese verbo sin tener puerto, gracias a que García Márquez se imaginó este cuento: https://ciudadseva.com/texto/la-luz-es-como-el-agua/

Después de saberse que Haaland llegaba al City, todas las esperanzas del aficionado merengue, desde la hincha panadera hasta Florentino, desde la punta de los dedos de los pies hasta el último cabello, estaban depositadas en que Kylian se vistiera de blanco, pero, como ya sabemos, no fue así, y como no fue así, Mbappé se volvió rápidamente tendencia en twitter, centro de atención de todas las entrevistas, tema de moda en cualquier canal deportivo, conversación de sobremesa en los cafés, bares y restaurantes madrileños y parisinos. Sería muy atrevido intentar explicar el porqué, ya que eso implicaría intentar meternos en la cabeza del joven francés, sin embargo, podemos resumir que la respuesta más común en todas las entrevistas que le han hecho, es la de que se quedó por una especie de sentimentalismo ¿Acaso nacionalismo? con su país, que él sentía que quedarse en el PSG y seguir escribiendo la historia del club era lo correcto, que lo sedujo el proyecto deportivo y que a partir de ahora, comienza una nueva era para el club parisino. En la misma conferencia de prensa en la que Mbappé firmaba su extensión que lo vinculaba con el club hasta el 2025 ganando nada menos que 4 millones de euros al mes, y, según rumores, asumiendo un rol casi que de gerente deportivo, eligiendo fichajes e incluso al entrenador, Nasser Al-Khelaïfi, presidente catarí del Paris Saint Germain, respondió a la pregunta sobre qué opinaba  del comunicado de La Liga española en donde anuncian explícitamente que esta extensión de contrato hiere al fútbol europeo e incumple con las reglas del fair play financiero, con un rotundo: “Ese tema no es de mi incumbencia, dejaré que la gente de la Ligue 1 responda a ese comunicado como es debido, lo único que sé es que tenemos al mejor jugador del mundo durante 3 años más en este club”.

Desde la casa blanca, los jugadores merengues colmaron las redes de fotos besando el escudo, algunos inclusive dijeron que el Madrid no es para todos. Uno de sus cracks brasileños no publicó nada en sus redes, sin embargo, habló en una entrevista post práctica respondiendo a la pregunta de Martín Ainstein sobre cómo se consigue ganar, después de ganar tanto, refiriéndose a los jugadores que ganaron la primera de esas 3 Champions con Ancelotti. La respuesta de Casemiro demuestra que no solo tiene clarísima la mística de su club, sino que lo defiende a morir dentro y fuera de la cancha. Casemiro declaró que los jugadores pasan pero el club se queda, y que el Real Madrid seguirá ganando porque así lo dicta su historia.

Considero que con el nuevo contrato de Mbappé, el PSG podría convertirse en el máximo exponente de cómo nos cuesta asumir la derrota. El jeque le cumple todos los caprichos a sus estrellas, y como los pibes en el colegio culpan a los profes, Neymar y Mbappé culparán a los árbitros, o peor aún, a sus compañeros; serán pésimos perdedores.

Visto 92 veces