RUMBO A QATAR

Se cumplió el objetivo, México clasifica una vez más a un mundial, y para sorpresa de propios y extraños, lo hace como segundo lugar empatado en puntos con el primero como una muestra de que en el fútbol a veces se obtienen resultados inmerecidos (hablando de la posición en la tabla, no del partido contra  Salvador). Lo peligroso de esto, como ya lo dijo Bielsa, es premiar eso que se obtuvo inmerecidamente cosa que,  por lo visto, al menos en un paneo general, no sucederá. La afición está inconforme con cómo juega la selecta (últimamente el público y los medios casi siempre estamos inconformes).

Después de 3 años de proceso, podríamos decir que la formación más habitual del Tata Martino es el 4-3-3, una formación que favorece el ataque de posición que, evidentemente, es la idea del técnico nacional, y pareciera que también es la idea por la que apostó en este proceso la FMF, por algo fueron a buscar a un entrenador que había dirigido al Barça, club embajador del juego antes mencionado.

  Quiero aclarar que las ideas aquí descritas surgen de pensamientos que nacen libres pero también condicionados por mi entorno, los medios y las personas de las cuales yo me nutro para escribir esto. Además, muchas veces no cuento con un compañero que me devuelva esa pared y seguir pensando y dándole vueltas a estas ideas. Por eso las invito a ustedes, amables lectoras, a que en ese momento que le destinen a leer este texto, se detengan a reflexionar el tiempo suficiente para no caer en el error de pensar que podemos ya afirmar que no merece la pena esperar conclusiones sólo porque decidimos detenernos a la mitad del camino que nos conduciría hasta ellas. Lo que quiero es que me cuestionen, pues, porque me tomaré el atrevimiento de realizar un ejercicio hipotético sobre los posibles parados en función de los que posiblemente, teóricamente, probablemente, en una de esas, estarán jugando en noviembre en Qatar, basándome en la lógica con la que el ex entrenador del Leeds, Marcelo Bielsa, arma sus equipos, es decir, teniendo 2 jugadores para cada posición.

Podría hablarles sobre los arqueros, sobre si llamar a Salcedo o no, sobre si Jorge Sánchez es la mejor opción como lateral derecho, sobre si Herrera de 5 o de interior, pero me centraré más bien en el gol. Lo que más me llama la atención del anterior dibujo, dibujo que armé en función de las convocatorias de Martino, no de lo que yo pienso, es que todo parece indicar que el Chicharo será el Cuauhtémoc Blanco de la era Lavolpe, un jugadorazo que no irá al mundial por un tema que no tiene que ver con su desempeño en el rectángulo verde. Sería una pena quedarnos sin nuestro mejor delantero, y aunque también es cierto que la gestión de grupo es importantísima, pensando que por ahí vengan las razones de Martino para no convocar a Javier, creo se debería hacer un esfuerzo por llevar a los mejores ¿Ustedes a quién llevarían? No me respondan, solo dejenme plantearles la pregunta un poquito distinta ¿Ustedes a quién llevarían para ganarle a Argentina en fase de grupos? ¿Qué central sería el idóneo para marcar a Lewandowski y qué volante a Zielinski? ¿Sabemos cómo juegan los árabes? Como dice Menotti, el fútbol se tiene que pensar a partir de los nombres propios. No es lo mismo el Tata Brown que Beckenbauer, con todo respeto para el ex zaguero argentino.

Desde esta pequeña habitación a unas cuadras del Río de la Plata ya crece la ilusión y quisiera invitarlos a todes a no ser pesimistas con la selecta en este mundial, mas bien, seamos optimistas bien informados y esperemos que nuestro equipo, otra vez vestido de verde, nos de una pequeña alegría en Qatar.

Visto 270 veces