ENTREVISTA EXCLUSIVA CON EL EX GOBERNADOR FRANCISCO GARRIDO

“No me interesa regresar a la política porque no tengo para qué”

· Sobre el 2024: “se va a dividir el país entre quienes quieren un solo hombre o mujer fuerte en el país, o un país de instituciones”

· “Morena va en declive”  · “Sheinbaum no enciende ni la luz”


Alejado de la política, no de los políticos, el exgobernador Francisco Garrido Patrón reveló qué ha hecho en los últimos años en una entrevista exclusiva para RADAR, la que puede consultar en la web andresestevez.mx, y las redes sociales, fan page y en nuestro canal de YouTube Magazine TV Querétaro.

A sus 68 años de edad el exmandatario se relaja entre sus ‘hobbies’ y pasiones como la pintura, el box, el ejercicio y la natación.

Desde las obras que le dejaron grandes satisfacciones en su gestión como gobernador, al análisis político de la situación del país, el exmandatario expuso en esta charla con Andrés Estévez su punto de vista como protagonista del cambio y la transformación del Querétaro moderno.

El primer alcalde panista y el segundo gobernador blanquiazul en la entidad no pensaba truncar su carrera política tras dejar la gubernatura; con un liderazgo consolidado por el crecimiento industrial y económico de Querétaro, Paco Garrido pretendía extender su experiencia en la vida diplomática, como embajador. Pero, el entonces presidente Felipe Calderón no le brindó la oportunidad del nombramiento.

“Yo pensaba continuar una carrera como embajador, Felipe Calderón como presidente de la República, hablé con él y me dijo ‘fíjate que eso no te lo puedo ofrecer en este momento’, pero me ofreció otras cosas entre ellas la dirección general del ISSSTE. Pero como ya estaba prácticamente por fenecer el sexenio, a lo que yo me iba a dedicar básicamente era básicamente a la entrega-recepción. Y había la fama de que la maestra Elba Esther Gordillo y (Miguel Ángel) Yunes habían estado interviniendo mucho en el ISSSTE y que había manejos no muy claros, entonces entrar al ISSSTE me parecía muy peligroso”, confesó Garrido a Estévez.

Y no podría estar más en lo cierto, la persona que asignaron al ISSSTE (Jesús Villalobos López) quedó inhabilitada por más de 10 años tras encontrarle inconsistencias en el manejo de recursos y señalarlo como responsable de hechos irregulares por la firma que apareció en diversos documentos.

“Me iban a dar la rifa del tigre,
pero me salvé”

El entonces presidente Calderón también ofreció en su momento, la Fiscalía General de la República, sin embargo, Garrido Patrón decidió continuar como gobernador.

Paco Garrido decidió alejarse de la política pese a haber construido un grupo político cuyas bases estuvieron constituidas por figuras que después se consolidaron como personajes notorios de la vida nacional de Querétaro y el país, como lo fueron Francisco Domínguez y Ricardo Anaya.

“No tengo ningún objetivo político, no quiero ser presidente de la República, por ejemplo, no quiero ser senador porque a mi la cuestión legislativa no me llama mucho la atención. Al no tener un objetivo político claro, como sí lo tenía cuando quise ser alcalde y gobernador, no me interesa regresar a la política porque no tengo para qué”, sentenció.


UNA NUEVA FORMA DE HACER POLÍTICA

Férreo crítico del priismo y de sus formas de hacer política, Paco Garrido reconoce que las condiciones del país son distintas y obligan a la oposición a forjar la alianza ‘Va por México’ para poder contrarrestar el dominio que actualmente posee Morena y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Para el panista, que antes hubiera creído inconcebible una coalición con el PRI, ve en la suma de esfuerzos la oportunidad para competir en el 2024 la presidencia del país. Desde su punto de vista, el país seguirá dividido por quienes consideren mantener las instituciones y quienes decidan darle todo el poder a una sola persona.

“Las circunstancias de la vida van cambiando y el hecho de que en este momento Acción Nacional, el PRI y el PRD estén haciendo una alianza que se llama Va por México, me parece que corresponde a la circunstancia de que hay que enfrentar de alguna manera a la aplanadora que ha resultado ser Morena, dirigida por López Obrador. Yo tengo la impresión y con otros priistas con los que he platicado y alguna gente del PRD, que están haciéndole mucho daño al país, están desarticulando las instituciones democráticas que de alguna manera se fueron formando a partir de 1997 cuando el PRI pierde la mayoría en el Congreso federal. Me parece que hay que detener la destrucción de las instituciones y este país de un solo hombre, eso ya no funciona, no funcionaba en los 60`s y 70`s”, expresó el panista.


“No es conveniente que un país de 130 millones de habitantes esté en manos de un solo hombre, en esta circunstancia se debe hacer esta alianza”

Garrido Patrón cree que en realidad López Obrador no va a estar en la boleta del 24, la gente lo podrá relacionar con Morena pero el que va a pesar definitivamente va a ser el candidato o la candidata de Morena. En este momento, ni Sheinbaum, ni Ebrardo, ni Monreal, ni Augusto; el queretano no ve en ninguno de los supuestos perfiles un contendiente competitivo pues dijo que son candidatos que no tienen el carisma suficiente para consolidarse como ‘favoritos’ en la contienda electoral.

“Yo no veo grandes fortalezas en ninguno de los tres posibles candidatos, ni en la señora Sheinbaum que dicen por ahí ‘no enciende ni la luz’ porque no tiene carisma; Marcelo Ebrard es una persona inteligente, estructurada pero no es carismático; Monreal muy posiblemente se escinda del movimiento y les queda el tabasqueño (Adán Augusto) que no creo que tenga un proyecto de país. No veo muchos carismas que puedan competir, creo que la elección se va a decantar sobre si queremos un país de presidencialismo extremo o un país de instituciones”, explicó.

El problema que enfrentará la alianza ‘Va por México’ será definir a su candidato. El proceso de selección deberá tener el acuerdo de todas las fuerzas políticas, la representación necesaria, la fortaleza y la integridad para no fracturar los pactos y poder llegar fuerte a la jornada electoral. Y esta, no será una tarea para nada sencilla.

“Nombres en este momento no veo, primero debemos ponernos de acuerdo en el método para definir un candidato que no fracture la alianza (…) se va a dividir el país entre quienes quieren un solo hombre o mujer fuerte en el país, o un país de instituciones”, respondió Garrido.

LEGADO

Los gobernadores buscan dejar huella, un legado por el que sean recordados y evaluados como un buen gobierno. La obra pública es el mejor ejemplo para medir el éxito de una administración.

Para Garrido Patrón, el Acueducto II es la obra que marcó su sexenio, no solo por la cantidad de recursos que se invirtieron sino por la trascendencia y necesidad para traer agua a Querétaro. La seguridad ha sido una característica del estado, por ello mantener ese nivel es otro de los elementos por los que el exgobernador se siente satisfecho.

En el Acueducto II se invirtieron 3 mil millones de pesos a los que se suman otros 500 milllones que costó el acuaférico.

“Lo primero fue encontrar la fuente, porque si no sabes dónde está la fuente no tiene caso seguir ningún otro procedimiento. Encontramos un acuífero importante en el río Moctezuma que en época de estiaje genera 55 millones de metros cúbicos al año; realizamos los trámites en la Conagua para hacer las obras y traer esa agua a Querétaro que sirve para un millón 600 mil habitantes, considerando una pérdida del 20 por ciento. Ya con eso se planteó un proyecto ejecutivo, sin eso no puedes hacer una licitación, el proyecto ejecutivo lo realizó una empresa española y se lanzaron las bases de licitación internacional que construye, opera y después de 20 años transfiere la infraestructura al estado. Ganó ICA que fue la que ofreció la venta de agua en bloque con el mejor precio, el gobierno financia el agua a través de la cuota que cobra a los usuarios. ICA construyó el Acueducto II y nosotros acompañamos en la parte política”, explicó el panista.

Ahora que el Gobierno estatal proyecta construir el Acueducto III para traer más agua a los queretanos, el exgobernador aconsejó a Kuri González y aseguró que el proyecto tiene potencial y se pueden ahorrar trámites y tiempo usando el derecho de vía que actualmente existe.

“Zimapán, que es un poco debajo de donde se hizo el Acueducto II; si es así puede subir el agua y luego por gravedad bajarla a San Javier y por el mismo derecho de vía entrar a Querétaro, eso te ahorra muchos trámites, y cabe otro ducto para meter otros 60 a 70 millones de metros cúbicos”, aconsejó.

Querétaro ha crecido de forma muy acelerada en los últimos años, particularmente en la última década, pero eso ha sido posible gracias a las condiciones que ofrece el estado en calidad de vida, condiciones que se generaron desde la toma de decisiones de adminsitraciones anteriores que proyectaron el futuro de Querétaro.

Garrido Patrón destacó que en su administración se abrió un nuevo frente de desarrollo: sector aeroespacial, aprovechando el anclaje del Aeropuerto Intercontinental.

“Coincidió que se querían mover de la zona euro a la zona dólar muchas empresas como Bombardier y planteamos poner a Querétaro como base, valuaron a Querétaro y trajimos a Bombardier que es la tercera mas grande en construcción de aviones, después vino Safran y luego otros como Eurocopter, y se hizo un clúster aeroespacial muy importante que se consolidó en el trípode: la ensambladora Bombardier, la de motores que es Safrán, y la universidad aeronáutica que es de donde sale la mano de obra. Copiamos de Canadá la universidad aeronáutica”

RELACIONES POLÍTICAS

Francisco Garrido mantuvo una relación cercana con la Iglesia, que en su momento tenía una gran influencia. Pese a las diferencias ideológicas, Garrido recuerda que su relación con la oposición siempre fue sana, calificó a los políticos de entonces como personas “sensatas”.

Su preocupación como gobernador fueron algunos grupos como Antorcha Campesina quien continuamente y hasta la fecha continúan realizando protestas y manifestaciones. Esa constante presión obligó al entonces gobernador a mudar su oficina para buscar más tranquilidad.

Con los exgobernadores mantiene una relación de respeto, aunque con Ignacio Loyola quedó “sentida” luego de lo que sucedió con el CRIQ. El CRIQ fue calificado por Loyola como la magna obra de su administración (1997-2003). Al asumir la gubernatura Francisco Garrido Patrón (oct ubre de 2003), y ante el evidente deterioro del inmueble, se determinó realizar estudios técnicos para conocer las causas de las fallas estructurales, que concluyeron en abril de 2003 con un dictamen que manifestaba la necesidad de construir otro edificio, pues resultaría más costosa la reparación.

“No es que se tirara, lo que sucedió es que se cayó, hay elementos periodísticos de sobra sobre las fracturas que había, tomamos dos expertos el maestro Zepeda y el maestro López Carmona experto en subsuelo que fue quien enderezó la Catedral, y los dos determinaron que la estrcutura no servía”, declaró Garrido.

Por esta situación varios colaboradores de Loyola fueron inhabilitados.

“Sí me lo reclamó, yo le expliqué que no era una decisión política sino técnica. La relación quedó sentida pero si nos vemos nos saludamos”.

“Con Calzada tuve una buena relación antes de la entrega-recepción, en la entrega y después durante su gestión. Le entregamos 2 mil 400 millones de pesos en caja. Pancho es mi amigo, con él si tengo una relación de otro tipo desde que era presidente de la ganadera, tengo una excelente relación con Pancho Domínguez que ha estado lejano de la política por darle espacio a Kuri”, añadió.

Garrido Patrón no tiene intenciones de regresar a la vida política, mucho menos el tener un cargo público, prefiere mantenerse en su vida privada con sus actividades empresariales. Tampoco ansía participart en las decisiones de su partido.

Paco Garrido está lejano de la política, no de los políticos con quienes mantiene buena relación. De uno de sus cercanos colaboradores, Ricardo Anaya, declaró que lo ve con posibilidades de crecer en la política, si es que “brinca la circunstancia de que de López Obrador lo quiere hacer pinole”.

Este es el hombre, quien después de entregar el cargo al priista José Calzada se alejó de los reflectores, después de más de una década rompió su silencio en esta entrevista exclusiva.

Visto 181 veces