EN LA NOSTALGIA

Mauro Gerk regresó a Gallos Blancos para intentar hacer historia nuevamente, ahora como Director Técnico. Sin duda este puede ser el sueño dorado para muchos futbolistas; mas aún, este es el sueño de muchos aficionados, sobre todo aquellos que vieron “al Tanque” anotar los inolvidables goles que llevaron a Gallos a las glorias de la primera división; y sin olvidar los dramas del descenso.  

La historia del Club Querétaro está plagada de adversidades, esta no es la excepción. Ante la incertidumbre de saber en manos de quién terminará la propiedad de la franquicia, no hay certeza de tener un proyecto a largo plazo en estos momentos.

Bajo críticas condiciones administrativas y otras no menos importantes en lo deportivo, Mauro Gerk aceptó inmediatamente ocupar el banquillo de los Gallos Blancos. El argentino no dudó en regresar a Querétaro, aun conociendo los retos que enfrentará. “Es el carácter de Mauro” dicen los que le han tratado, “es un tipo muy entregado”, añaden a su currículum.

Mauro no verá a su amada afición en las gradas. Su debut será solitario, sin las porras ni los hinchas que le recuerdan con cariño. El “eterno capitán” que protagoniza murales por los barrios y colonias de Querétaro está de nueva cuenta en el Corregidora, y quizás, más allá de su inexperiencia como técnico, sus habilidades y legado sean suficientes para elevar el ánimo en el vestidor e impulsar al equipo.

“Hay un proyecto, el proyecto es sacar al equipo de las últimas posiciones y en cuanto me llamaron dije que sí, hay un plantel en el que estamos trabajando pero lo que más me motivo a venir fue por ayudar al Club”, dijo Mauro Gerk quien cuenta con un contrato de un año (dos temporadas).

Recuperar la identidad del Club ha sido la primera tarea de Mauro Gerk quien a horas de haber tomado el trabajo comenzó de inmediato a conocer y a preparar a los jugadores. Reconoció Gerk que habrá tiempos difíciles, pero también destacó que Gallos siempre han sido un equipo de sacrificio y es momento de retomar su carácter.

“Sacrificio y humildad es lo que siempre ha caracterizado a este equipo, hay que correr los 90 minutos y desde ayer comencé a inculcar esto a los jugadores. Vamos a pasar momentos difíciles y hay que superarlos”, dijo.

Inicia una nueva era deportiva en Gallos.

Visto 1048 veces