Ni las manos metieron

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El líder del torneo, la máquina del Cruz Azul sigue imparable y derrotó a domicilio a los Gallos Blancos en el encuentro de ida de los octavos de final, por dos goles a cero.

Los plumíferos ni las manos metieron y no pudieron descifrar el parado de los visitantes.

El primer gol de los cementeros cayó al minuto 18 en jugada a balón parado que remató Pablo Aguilar. El VAR se utilizó por primera vez en el Corregidora por dudas de fuera de lugar en el gol, y que tras la revisión se validó la jugada.

Antes de que terminara la primera mitad, Camilo Sanvezzo tuvo la oportunidad de empatar en un mano a mano con Jesús Corona, el arquero logró atajar el disparo del "lobo".

El complemento fue agónico para los plumíferos que no pudieron reaccionar al juego del superlíder. Los Gallos no generaron peligro pues difícilmente lograron concluir las jugadas y su avance fue frenado una y otra vez por la máquina.

Un latigazo de Cruz Azul dejó mal parada a la defensiva local y permitió a Edgar Méndez colgar el 0-2 en el marcador.

Los visitantes tuvieron oportunidad de incrementar la diferencia en varias ocasiones. Un fuera de lugar anuló el tercer gol de Cruz Azul en una jugada donde Tiago Volpi se arriesgó y abandonó el arco para presionar al rival.

El partido de vuelta se disputará el sábado en el Estadio Azteca, los Gallos Blancos necesitan ganar por diferencia de 3 goles.

Visto 192 veces