El árbitro de la final entre Chivas y Tigres recibió amenazas

El árbitro Luis Enrique Santander, juez central de la final del Clausura 2017 que protagonizaron Chivas y Tigres, recibió amenazas de muerte luego de no marcar penal a favor del conjunto felino que pudo cambiar el rumbo del partido, esto tras un toque en la espinilla de Pereira sobre Ismael Sosa.

“La cuestión sentimental y el apoyo es la familia. En dos días recibí más de mil amenazas de muerte por medio de Twitter, son muy desagradables. La gente no entiende que uno no sale a equivocarse”, reveló Santander a TV Azteca.

Asimismo, el silbante aseguró que de contar con la tecnología (VAR) hubiera marcado la pena máxima en contra del conjunto rojiblanco.

“Con el videoarbitraje tendría otras tomas que no tuve en la cancha, mi golpe de vista fue diferente a lo que pasó”, sentenció.

Visto 1230 veces