Se vigila cumplimiento de protocolos sanitarios en el transporte público de Querétaro

 

El Instituto Queretano del Transporte (IQT) informa que -desde el inicio de la contingencia sanitaria-,  se ha exigido y verificado que los concesionarios del transporte público, en todas sus modalidades, cumplan con los protocolos, lineamiento y acciones que contribuyen a disminuir los riesgos de contagio por COVID19, a fin de proteger a los usuarios y operadores del servicio.

Entre estas acciones destaca el cumplir con los protocolos establecidos por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); la sanitización diaria de las unidades de servicio; la desinfección de zonas de contacto (pasamanos, respaldos, manijas, volante) con agua clorada al término de cada recorrido, así como la distribución de líquido desinfectante en unidades de transporte colectivo urbano, suburbano, taxi y estaciones del Eje Constitución de 1917.

Además, se ha establecido como obligatorio el uso de cubreboca para usuarios y operadores. Está demostrado que el uso masivo de este elemento en espacios públicos -donde es difícil mantener un distanciamiento físico- reduce significativamente los riesgos de contagio, como lo han indicado la Organización Mundial de la Salud (OMS), el premio Nobel de Química Mario Molina, entre otros.

Lo anterior, se refuerza con la campaña de entrega masiva de cubreboca que realizan los Vigilantes Ciudadanos en el transporte público y diversos espacios públicos, contribuyendo a la concientización de la población que ha incrementado significativamente el uso de este aditamento.

Querétaro es el único estado del país que implementa el uso de mamparas de protección sanitaria en las distintas modalidades de transporte público, para aislar al operador y mitigar aún más la posibilidad de contagio. Dicha medida ha brindado resultados positivos en países como España, China y Francia, entre otros.

Otras de las recomendaciones para disminuir los riesgos de contagio son: Utilizar de la tarjeta de prepago -que evita contacto entre personas-; usar gel desinfectante individual antes y después de cada traslado; evitar tocarse el rostro, hablar o comer en las unidades; además de procurar viajes individuales y de baja demanda.

Para evitar las aglomeraciones en los autobuses de transporte público, se realizan operativos para identificar las unidades que llevan sobrecupo, detenerlas, sancionarlas y distribuir a los usuarios en una segunda unidad de apoyo.

El IQT, en su calidad de órgano regulador, ordenador y garante de un servicio de calidad, reitera su compromiso de vigilar que las medidas sanitarias sean atendidas correctamente como hasta el momento, lo que ha permitido contribuir al cuidado de los pasajeros y operadores. Del mismo, lamenta el reciente fallecimiento de un operador de transporte público y se mantendrá atento a que la familia reciba el apoyo de la empresa ante esta situación.

Visto 147 veces