Secretaría de Salud informa que temporada de frío aún no termina, se extiende hasta marzo

La Secretaría de Salud del estado de Querétaro informa que la temporada de frío termina hasta el mes de marzo, por lo que el riesgo de contraer enfermedades respiratorias, incluyendo influenza, aún sigue presente.

Si no te has vacunado contra la influenza, todavía puedes hacerlo en todos los centros de salud del estado, así como en el puesto de vacunación ubicado en Plaza de Armas, el cual, funciona de lunes a viernes, en un horario de 09:00 a 14:30 horas.

La vacuna está dirigida principalmente a grupos de riesgo como: niños y niñas de 6 a 59 meses de edad, adultos mayores de 60 años y embarazadas, personal de salud, y pacientes con VIH/Sida, hipertensión arterial, diabetes, obesidad, cáncer, cardiópatas y asma.

Es importante recordar que la influenza es una infección vírica aguda que se transmite fácilmente de una persona a otra. Se caracteriza por el inicio súbito de fiebre mayor a 38º C, tos (generalmente seca); dolor de cabeza; dolores musculares, articulares y de garganta; intenso malestar y secreción nasal.

En personas con alto riesgo, la influenza puede causar enfermedad grave, e incluso la muerte. El tiempo transcurrido entre la infección y la aparición de la enfermedad (el llamado periodo de incubación) es de 1 a 4 días.

En el estado de Querétaro se ha fortalecido la vigilancia epidemiológica. En el sector salud público, lo que va de la temporada 2018-2019 se han registrado 120 casos de influenza y 10 defunciones, lo cual se encuentra dentro del comportamiento epidemiológico esperado.

De los casos confirmados de influenza, el grupo etario más afectado ha sido el de 60 años y más. En cuanto a las defunciones, el grupo de edad más afectado ha sido el de 40 a 59 años de edad.

La Secretaría de Salud exhorta a la población a seguir aplicando las medidas preventivas contra las enfermedades respiratorias (entre ellas, la influenza):

• Abrigarse cuando baje la temperatura.
• Evitar los lugares muy fríos y los cambios bruscos de temperatura.
• Lavarse las manos frecuentemente.
• Al toser o estornudar, cubrir boca o nariz con un pañuelo desechable o con el ángulo interno del codo. 
• Evitar fumar y la exposición a humos.
• Desinfectar superficies de contacto común en la casa, en el trabajo, en la escuela.
• Ventilar habitaciones.
• Aumentar ingesta de líquidos y el consumo de alimentos ricos en vitaminas “A” y “C” como naranja, guayaba, limón, limas, mandarinas, piña, jitomate, zanahoria, verduras y vegetales verdes.
• Evitar prender hornillas, fogones, anafres, chimeneas en ambientes cerrados y poco seguros.

Muy importante, no automedicarse. En caso de presentar fiebre u otros síntomas respiratorios, acudir al médico para recibir tratamiento oportuno. Si se diagnostica infección respiratoria, el paciente debe evitar asistir a lugares concurridos.

Visto 128 veces