PARALÍMPICOS 2016, PATY VALLE

Amables lectores, tengo la gran fortuna de conocer y platicar con Paty Valle, campeona paraolímpica con 10 medallas en su haber en pruebas de velocidad en la natación.

La historia de esfuerzo de Paty comienza en su primer año de vida cuando se le detecta síndrome pospoliomelítico (secuelas tardías de la poliomielitis) que le privaron de tener movimiento en sus piernas y limitación de movimiento en su brazo derecho.

Apoyada por sus padres y seis hermanos, comenzó a temprana edad en su natal Cuernavaca a conocer sus limitaciones pero también a tratar de buscar respuestas a su mal; a los siete años estar en una silla de ruedas observando al resto de los niños jugar no es cosa fácil.

Impulsada por la invitación de un conocido, decide practicar la natación como un pasatiempo, sin embargo una combinación de factores como el apoyo de sus papás para llevarla a entrenar todos los días a las cinco de la mañana y pagar su preparación, el impulso de su entrenador y sobre todo su empuje y dedicación hacen de Paty una nadadora de alta competencia.

Valle es Licenciada en Informática y tiene Maestría en Ciencias de la Familia por la Universidad Anáhuac campus Querétaro, llegó a vivir a esta ciudad hace poco más de siete años y compite por su estado adoptivo donde se siente plena y feliz, acompañada por sus dos hijas.

Premio Nacional del Deporte en 2007 y representante de México en los Juegos de: Atlanta, Sydney, Atenas, Pekin y Londres, pretende cerrar en Brasil 2016 su ciclo olímpico el cual registra diez medallas en estilo libre, dorso y mariposa.

La charla con Paty Valle me motivó como pocas, me contagió su alegría de vivir, su lucha constante, su empuje, su coraje y en especial la pasión por lo que hace.

Como ella hay muchos mexicanos, hay muchas historias de éxito, algunas reconocidas y otras no, hay grandeza, espíritu, logros, conquistas y triunfos.

La enseñanza es grande, sin importar el obstáculo ni nuestras limitaciones, ni nuestros fantasmas y demonios se puede lograr lo que nos proponemos, más allá de discursos, de opulencias, de trofeos, cada uno de nosotros tenemos nuestras propias competencias internas, para algunos el objetivo es hacer funcionar una empresa, para otros entregar la cuenta diaria del taxi, pasar el examen de matemáticas, dejar el cigarro, ganar la licitación o simplemente dar un paso más en la dolorosa rehabilitación.

Toca el turno de la delegación Paralímpica mexicana en los Juegos de Río de Janeiro 2016; en sus pruebas como es una sana costumbre, los atletas mexicanos regresan con medallas y triunfos.

Desde este espacio le deseo éxito a Paty en su última cita olímpica, la cual significa la culminación del esfuerzo continuo de una atleta en su más alto nivel.

Visto 750 veces