JAVIER

Javier aterrizó en Los Ángeles, una ciudad tan mexicana como las nuestras y a la vez cuna de la fábrica del sueño americano. California fue México; hoy es una de las mayores economías del mundo, que se manifiesta fuerte e incluyente, como un mosaico de nacionalidades que la habitan.

Los Ángeles respira y vive deporte, sus múltiples equipos son franquicias consolidadas, algunas en busca de renovar grandeza con títulos como los Rams, los Lakers y los Dodgers. La ciudad de los Clippers, los Angelinos, los Cargadores, los Kings del hockey y las Sparks del basquetbol femenino se complementan con sus equipos de “soccer” que ya protagonizan un ferviente clásico.

El Galaxy, con un tramo andando en la MLS, y ahora Los Ángeles FC han polarizado la ciudad con base en una rivalidad que crece rápidamente. La llegada de Carlos Vela con el nuevo equipo, sus goles y los buenos resultados además de un nuevo estadio han generado una  época de auge para el futbol californiano.

Jorge Campos, Coby Jones, Cienfuegos, Steven Gerard, David Beckham, Zlatan, Gio y Donovan han sido grandes estrellas del Galaxy y le han dado impulso a la MLS en el plano global. Hoy toca el turno a Javier Hernández, quien con una década a cuestas en el balompié europeo comienza un nuevo reto. Manchester United apostó por Javier, Sir Fergusson lo llevó como a un hijo y le permitió ser figura en Old Traford al grado de disputar una Champions League.

El Real Madrid contó con él durante un año, una anotación suya a pase de Ronaldo le permitió a los blancos avanzar a la semifinal de la Champions en una disputada serie frente al Atlético. Su paso por el Bayer Leverkusen significó 39 goles para el cuadro alemán, para de ahí brincar al West Ham, donde no tuvo constancia y de ahí un suspiro en el Sevilla.

Javier es el máximo goleador de la selección mexicana. En su haber tiene 3 Copas del Mundo y 4 goles. Chicharito es sinónimo de entrega y olfato goleador, un depredador del área que utiliza todo el cuerpo para anotar de maneras disímbolas.

De cuna tapatía hoy se viste de blanco con el Galaxy, con un sueldo millonario y en un equipo lleno de reflectores, propio del show estadounidense que ya volteó a ver a su propia liga de soccer. El 14 tiene mucho por dar aún; si recobra la alegría por el juego será un gran resultado en goles para la tribuna en una Liga que no se caracteriza por defender bien.

Enhorabuena para Chicharito, hombre carismático, frontal, polémico, encendido con el gol y, como sucede con las figuras nacionales, en el centro de críticas a mi gusto inmerecidas. Javier está en mi once ideal de todos los tiempos del futbol nacional, acompañando en la delantera a Hugo Sánchez y a Enrique Borja.

Por lo pronto la 14 del Galaxy ya es moda en Los Ángeles.

Visto 271 veces