TORNEO CLAUSURA 2020

Amables lectores, el Torneo Clausura 2020 del futbol mexicano llega con un periodo corto de pausa desde la final que nos entregaron Monterrey y América, quienes por cierto jugarán sus encuentros de la primera jornada más adelante en el calendario.

Sin grandes sobresaltos en cuanto a contrataciones, sin descenso por la desafiliación del Veracruz y con el nuevo formato de la Copa en su segunda fase, la competencia entregará un semestre sin fechas dobles.

La MLS voltea a ver a México y se decanta por jugadores de la Liga MX como sucede con Pulido, Lucas Cavallini, Roger Martínez y Edison Flores, el peruano de Monarcas, más los que se vayan acumulando.

En el repaso de los planteles, Cruz Azul, con nuevo presidente y renovadas intenciones, se llevó a Luis Romo y al juvenil arquero Jurado, se le lesionó Caraglio y al final no cerró al africano Ake Loba, por lo que busca desesperadamente un delantero foráneo.

En Guadalajara la luz llegó en refuerzos para darle una nueva cara al rebaño, la época post Jorge Vergara comienza con el toque de Ricardo Peláez y la cartera abierta para inyectarle juventud y talento a las Chivas, que negociaron sus derechos de transmisión con Azteca y Televisa para nuestro país.

Luis Fernando Tena tiene el material, ahora falta pulirlo y acomodarlo junto a la base del torneo anterior que terminó jugando bien.

Antuna, Madueña, Macías, el “gallo” Vázquez, Calderón, Guzmán, Peña, Ángulo y Cisneros junto a Brizuela, Alanís, Mier, “Chofis”, Oribe, Briseño, Molina y el resto de juveniles lucen fuertes para pelear un quinto o sexto lugar en la Liguilla.

América es un hospital después de la final; Ibarguen y Renato son fundamentales e hicieron falta, Guido se va a España, Roger también sale y Gio, junto a Castillo, caminan en la cancha. Córdova y el goleador Viñas jugarán preolímpicos y de renombre solo llegó Escoboza para adueñarse de la lateral izquierda. A las Águilas les faltan un par de refuerzos de mucho peso en la media cancha, pero de cualquier forma serán contendientes en Liga y CONCACAF.

El campeón Rayados está intacto, se dio el lujo de prescindir de Urretaviscaya, Ángel Zaldívar y Johan Vásquez y busca poco en el mercado sin descartar a alguien de renombre en cuadro bajo, como podría ser el gemelo Funes Mori pero quizá hasta el verano y un capricho millonario como Ake Loba.

En Tigres la época de Tuca continúa sin sobresaltos, con la salida de Salcedo y la llegada de Jordan Sierra, quien lo tendrá complicado para jugar pues ahí los dueños de la contención son Pizarro y Carioca.

Santos, León, Pachuca renovaron poco, los de la Comarca tuvieron un torneo de líderes generales sin sobresaltos, la Fiera ya no tendrá a Macías adelante y fueron a Uruguay a buscar su reemplazo.

Puebla estuvo a días de ir a jugar a Mazatlán, se quedaron en casa y se hicieron de Osvaldo Martínez, uno de los mejores medios ofensivos y para suplir a Cavallini llevaron a Meléndez de los desaparecidos Tiburones.

Monarcas se quedó sin el peruano Flores pero encontró al “Mago” Valdivia, el chileno que a sus 36 años todavía tiene por aportar al medio campo de los michoacanos.

Bravos de Juárez tiene a Guillermo Cantú como nuevo Presidente ejecutivo, un acierto que le quita presión a los dueños con un hombre que conoce bien el futbol mexicano.

Necaxa y San Luis intercambiaron entrenadores en lo que eso pueda significarle a los dos.

El Atlas trajo al central argentino Conti del Benfica, al delantero Acosta y a José Abella de Santos Laguna.

Pumas ahora compra juveniles en una gran contradicción a su historia y a su cantera.

Toluca se renovó con De la Torre, el Chepo seguramente le dará otra visión a sus jugadores y los rojos serán contendientes.

De nuestros Gallos Blancos me ocuparé en la próxima entrega con un análisis minucioso, esperando por la plantilla completa y los nuevos uniformes incluso.

Sin embargo, por el armado del plantel, el cambio de Directiva y lo hecho el torneo pasado, puedo pensar en un torneo de 25 o 26 puntos peleando por un octavo lugar en Liguilla.

La ilusión de que sea un gran torneo con alta competencia y buenos partidos está intacta, el futbol mexicano es atractivo y debe corregir errores para dar un salto de calidad, que sea un campeonato sin lesiones ni sobresaltos es el deseo de todos.

Visto 204 veces