PABLO LARIOS

Amables lectores, Pablo Larios Iwasaki nació en Zacatepec, Morelos, el 31 de julio de 1960. Su comienzo como jugador profesional se dio en el equipo de su ciudad natal, los inolvidables Cañeros. Portero avanzado en su tiempo, Larios creó un estilo que marcó a una generación de guardametas que aprendieron a volar, jugar con los pies y salir orquestando contragolpes desde los despejes.

Jorge Campos lo reconoce como su ejemplo a seguir desde niño cuando en los ochentas el “Portero de la Selva” vivió la época más alta de su carrera. El Mundial en casa fue la consolidación de un arquero sobrio, líder, carismático y espectacular defendiendo la portería de la Selección Mexicana, que caería eliminada frente a Alemania en penales.

Zacatepec, Cruz Azul, Toros Neza y Puebla, donde salió campeón, fueron sus equipos aunque sin los reflectores de hoy, que le hubieran llevado a jugar en el extranjero. Apreciado y respetado durante su carrera, incluso con alguna incursión sin éxito en la política, Larios partió a los 58 años después de una serie de complicaciones de salud.

Falleció en Puebla y descansará para siempre en el ingenio cañero, muy cerca del nuevo “Coruco Díaz”, que a pesar de su modernidad guarda en su cancha las épicas tardes de domingo de aquel equipo que era prácticamente invencible en su casa.

Hasta siempre, arquero.

Visto 427 veces