Imprimir esta página
GERARDO MARTINO

Amables lectores, Gerardo Martino fue presentado de manera oficial como nuevo técnico de la Selección Mexicana de futbol de cara al proceso mundialista rumbo a Qatar 2022, que se disputará entre los meses de noviembre y diciembre de ese año.

7 personas integran el cuerpo técnico tricolor que comenzará a trabajar con dos partidos amistosos en marzo frente a Paraguay y Chile, para después disputar en el verano la Copa de Oro en Estados Unidos. Martino ha dirigido a las selecciones de Argentina y Paraguay y a clubes como Cerro Porteño, Barcelona y recientemente al Atlanta United de la MLS, al cual hizo campeón.

Se trata de un hombre serio, con los conceptos claros, que no se comprometió con lugares o conquistas en la participación en Copa del Mundo. Las reacciones a su nombramiento han sido favorables, se trata de un entrenador de renombre en el mundo, aunque no necesariamente fue la primera opción de la Federación. En el ámbito local, Hugo Sánchez mantiene su postura de que debe ser un entrenador nacional quien se haga cargo de la selección.

Rafael Puente también manifestó que algo está haciendo mal el gremio de técnicos mexicanos que no son tomados en cuenta para el Tri. Martino visitará a los mexicanos que juegan en Europa, estará atento a los jóvenes valores y no descartó a los nacionalizados para integrarse al representativo mexicano.

La Copa de Oro, tan desprestigiada pero también tan complicada de obtener, será el primer reto; ahí se verán los alcances del estilo de juego del nuevo entrenador, su forma de llevar la disciplina, el trato con la prensa y en general su adaptación al entorno mexicano. Creo que es una buena apuesta, sin la excentricidad de Eriksson ni el discurso táctico de Osorio, ni la explosividad de Miguel Herrera, quien nunca pudo dominarse a sí mismo.

Que la llegada de Martino sea un revulsivo para el futbol mexicano, pero más allá de eso, que signifique cambios en la estructura con un mejor sistema de competencia, menos jugadores extranjeros, mayor impulso a fuerzas básicas y la búsqueda de fogueo frente a rivales de talla internacional con giras a Europa y Sudamérica.

Estoy convencido de que hay buena materia prima mexicana en Europa y también de la calidad que exhibe la nueva generación de jugadores, como Lainez, Alvarado, Marcel, Montes y otros más que aparecen a cuentagotas, como el portero Jurado en Veracruz.

El ciclo mundialista comenzó para México. Faltan casi 4 años, un mundo de tiempo en el que pueden pasar muchas cosas, ojalá que sean para bien.

Visto 319 veces