CONSEJOS PARA SABER SI SOY NUTRIÓLOGA O PSICÓLOGA

Preguntan si soy psicóloga o nutrióloga, a lo que contesto: “El hambre es el primer elemento para la autodisciplina. Si puedes controlar lo que comes y bebes podrás controlar todo lo demás”, pensamiento budista que encontré recientemente, pero puede explicar por qué soy entre nutrióloga y psicóloga: porque se requiere un mínimo de equilibrio mental y espiritual para seguir una alimentación adecuada y saludable.

Para tener éxito en un tratamiento de nutriólogo, al menos conmigo, requiere la apertura de ser re-educado y esto implica tiempo, paciencia y constancia. Un nutriólogo debe tener el criterio de adecuar la alimentación a un paciente adicto a la comida, a un enfermo, deportista, embarazada, hombre de negocios, con o sin recursos económicos.

Adecuar el régimen de alimentación requiere años de estudios de anatomía, fisiología, patología, bioquímica, bromatología o estudio de la composición de alimentos, cálculo dietético, deporte,  sociología, economía, psicología. En la escuela de nutrición donde estudié: EDN, en CDMX, la licenciatura dura 5 años y cuando estudié llevábamos 13 materias por semestre, claro, porque salud y nutrición incluyen todos los aspectos de la vida, por lo que dirigimos la alimentación desde bebes en guarderías, enfermos en hospitales, personas sanas, en comedores industriales o deportivos y hasta casas para adultos mayores.

Quien desee leer recetas exactas por parte de un nutriólogo, se pierde de toda la atención personalizada que puede brindarle para que el paciente aprenda a variar sus alimentos. Una de las leyes de la alimentación para disfrutar de la comida es adaptarse lo más posible a lo que se come en el hogar, comedor de empleados o la comida corrida, incluso si el paciente está de vacaciones, en régimen para perder peso o enfermo del estómago.

Ahora le doy mucho interés al aspecto psicológico porque cuando una persona es capaz de medir cantidades de su alimento –no me refiero con una báscula, sino a incluir un poco de todo, cómo se lo propuso o cuándo está satisfecho–, es dueño del manejo de sus emociones y sabe lidiar o manejar huecos o carencias emocionales. Sí llevé materias de psicología en la carrera pero además por épocas, he tomado  terapias psicológicas de diferentes corrientes, leo mucho al respecto y llevo 30 años con el grupo de mutua ayuda para desórdenes de la alimentación donde aplicamos la filosofía de los 12 pasos de alcohólicos  anónimos, cuya efectividad es comprobada desde hace mucho en el mundo entero.

Si un nutriólogo se atiene a solo darle una dieta, usted busque un psicólogo, guía espiritual, deportivo, etc, porque si buscó ayuda nutricional completa será muy difícil que permanezca en un buen régimen de alimentación estando solo, sin supervisión integral aunque sea por un tiempo. Para mí en algunos casos de pacientes ansiosos, adictos a la comida, lo de menos y hasta el último puede ser el régimen de alimentación, primero debemos conocer cómo encausar positivamente las emociones y llenar y convivir con nuestros huecos emocionales de una forma saludable, no con adicciones, como es el exceso y desorden en la alimentación. Estudié nutrición, sí, pero trabajo el aspecto espiritual y psicológico, hasta donde no requiero que el paciente acuda a una terapia formal de psicólogo o psiquiatra.

__________

Terapia completa para aprender a nutrir mente, cuerpo y espíritu. Información 2230166.

Visto 88 veces