Consejos de Mónica Olguín para los que utilizan sus herramientas para la salud

¿Has pagado el gimnasio y no vas?, ¿coleccionas cremas para la cara y no te las pones?, ¿apilas libros para leer y tal cual se archivan?, ¿vas al nutriólogo y le das tú la consulta?, ¿crees en Dios y no le hablas? Pues no usas tus herramientas, no tienes resultados, aumenta tu insatisfacción y disminuye tu autoestima.

Hagamos las cosas deseando hacerlas: ojos bien abiertos y oídos bien atentos, después voluntad para la acción, constancia y paciencia para ver y disfrutar los resultados.

¿Te subes diario a la báscula para saber si el esfuerzo o la dieta que hiciste un día o una semana tubo resultados? Mal negocio, acuérdate que la grasa pesa muy poco y el músculo y el agua pesan más y cuando pierdes mucho peso rápido seguramente tendrás rebote pronto. Pesarse es uno de los motivos de tanta obesidad en el mundo, porque no permite darnos el tiempo de permanecer en un régimen saludable por mucho tiempo, porque si no se mueve la báscula creemos que no hay resultado. Los aparatos de bioimpedancia nos permiten comprobar esto rápidamente y sin esfuerzo, y más que sabido tengo que quien salta de método en método para adelgazar gana y gana grasa, y también gana edad metabólica.

Si te mantienes por varios meses en régimen saludable perderás grasa, medidas y varios años de edad metabólica, que para mí son como los kilos saludables que importan en el proceso de ganancia de salud y belleza. Usa la banqueta, la bici o el gimnasio, mínimo 3 veces a la semana por 45 minutos para obtener sus beneficios, sigue una alimentación saludable por lo menos 4 meses para que disfrutes de dos tallas menos de ropa y la sensación de bienestar que ofrece la salud; ponte las cremas diariamente para que tu piel se mantenga hidratada y juvenil; habla con Dios porque te conviene engrandecer tu alma y estar en paz.

La constancia hace al maestro, sin acción y perseverancia no hay buenos resultados, como dice el libro del efecto compuesto: pequeñas buenas acciones  más tiempo, más constancia: buenos resultados y mejores hábitos, sin embargo es lo mismo al revés, poquito malo diario: malos resultados.

Lo bueno es que ahora la gente ya no acude al nutriólogo esperando chochos, gotas o dietas mágicas de tres días. Muchos van más concientizados  de aprender algo, para mucho tiempo, y son menos los que llegan queriéndome dar la consulta a mí para que yo les diga lo que quieren escuchar.

Fui a un seminario empresarial, había que aprender a plantear metas, objetivos y resultados, con motivaciones personales. La mayor parte de los integrantes deseaban disminuir peso, por lo que tenemos trabajo para rato, pero nadie consideraba los factores paciencia, tiempo, constancia, aprendizaje, equilibrio emocional y físico.

Utiliza y exprime al nutriólogo, a tu guía espiritual, psicólogo o grupo; desgasta tus tenis o traje de baño, aburre a Dios de tanto pedirle salud y belleza física y mental. ¡Utiliza y desgasta con perseverancia tus herramientas!

_________

Comunícate al 2230166 para aprender, actuar y perseverar en tu proyecto de salud y belleza.

Visto 87 veces