Sal de la desesperación a la paciencia

Desesperación es el origen de las dietas moda, porque aunque en el fondo sus seguidoras saben que los resultados son temporales, apegarse a alguna de esas novedades les permite fantasear por unos días: me va a quedar el vestido, ahora sí tendré novio, todos voltearán a verme. Y lo peor de todo de las fans de estas modas es que no es la primera vez que lo viven, pero siguen cayendo en la trampa.

Atractivo es que alguna novedad te distraiga de una realidad dolorosa, como el que esta nueva dieta me tiene entretenida, esperanzada, obsesionada y también que la idea de lo nuevo llena por momentos los grandes vacíos internos, y así, después de 3 kilos que bajan en agua y músculo (pero no de grasa), la abandonan para empezar otra cuando recuperaron 5 kilos de la vez anterior, teniendo cada vez más sobrepeso, flacidez, falta de salud y sobre todo pérdida de autoestima.

Ahora se llaman: dieta keto, del ayuno intermitente; détox, de la toronja (que es la misma gata, pero revolcada). Dietas que  quitan grupos de alimentos como las cetógenas o adkins ahora keto, que quitan carbohidratos, o la détox con puros carbohidratos de frutas y verduras. Algunas otras dietas con polvos, agüitas, pastillas, que dicen ser naturales pero muchos son anorexigénicos y hormonas, que dañan la salud.

Cuando escucho o leo retos keto o dietas por internet pienso que hasta cierto estatus da entrar en alguno de ellos, es facilísimo comprar un plan de dieta por internet y hasta participar en un reto. No quiero aguar la fiesta, ni tampoco ser la cerrada o conservadora que piensa que solo lo de ella sirve, pero las consecuencias del círculo vicioso “desesperación de sobrepeso - dieta moda” casi nunca tiene finales felices; por el contrario, la situación es cada vez peor.

A las desesperadas que llegan al consultorio les hago ver que si no se atreven ahora, así como están, a ponerse minifalda o el traje de baño sin camiseta o a tener novio, tampoco sucederá si adelgazan. ¿Cómo es eso? Claro, el sobrepeso solo es un síntoma de la baja autoestima o del vacío interior, y si no lo manejamos certeramente no se resolverá solo por bajar de peso, aunque temporalmente tenga su efecto, como casi siempre sucede con las dietas moda.

Romper el círculo vicioso moda-dietas – desesperación requiere paciencia-aceptación-reaprendizaje, y entonces sí podemos trabajar en un círculo virtuoso: aceptación, tiempo, paciencia y constancia para tener una alimentación saludable. Sí hoy estoy gordita, así me acepto, tengo ansiedad y vacío interior, pues requiero manejarlo, aceptarlo; llenar la vida con acciones más positivas y dar tiempo para ser delgado y saludable con un régimen de alimentación saludable.

Hay quien dice que el sistema de los nutriólogos es muy aburrido, y yo les diría que más bien nos sacan del círculo vicioso. Los nutriólogos no prohibimos nada, solo es conveniente disminuir los alimentos poco nutritivos y muy calóricos como galletas, postres, fritangas y refrescos; comer un poquito de todos los grupos de alimentos, más frutas y verduras crudas, en 3 a 5 pequeñas comiditas al día. Esto de pequeñas cantidades a muchos no les gusta, pero si deseas ser delgado requieres poca cantidad de comida, es una ley de la física, que es más flexible si se trata de verduras con pocos almidones o azúcares, como nopal, pepino, lechuga y espinaca.

Adiós círculo desesperación - dietas moda; bienvenidas paciencia y constancia. No se requiere perfección, solo tiempo para ver el trabajo de la aceptación, reaprendizaje, salud mental, corporal, de un círculo virtuoso. Se le toma gusto y acaba siendo sabroso y divertido.

______________

En vacaciones promociones especiales en consultas individuales y de grupo. 2230166

Visto 84 veces