Imprimir esta página
CONSEJOS PARA MANTENER LA SALUD EN VACACIONES

Para la mayoría de los padres de familia las vacaciones de sus hijos son tema de reorganización, aunque afortunadamente cada día son más los cursos de verano que se imparten, desde muy costosos a económicos. Como nutrióloga y promotora de salud recomiendo que dentro del descanso vacacional exista una cierta disciplina y programación, pues con ello evitaremos la ociosidad, que como bien dicen, puede ser la madre de todos los vicios.

En mes y medio de vacaciones un niño puede aumentar de 3 a 6 kilos si se la pasa comiendo, sentado, triste y aburrido, y como todos sabemos la obesidad infantil ya es un grave problema de salud que nos atañe a todos. Hospitales ya colapsados, sin la capacidad de atención a tantos diabéticos, hipertensos y de otras enfermedades relacionadas con la obesidad, hasta algunos cánceres. Por eso es urgente atender los aspectos preventivos de la obesidad, muchos de ellos de organización como:

*El desayuno puede ser un poco menos temprano, lo que determinará si el lunch sea más ligero, pero aunque se levanten tarde deben desayunar saludable. Si se juntan mucho las comidas el lunch puede omitirse o tomarse más tarde.

*Niños y jóvenes pueden participar en preparar alimentos saludables, como cocteles, ensaladas, salpicones y todo lo que sea seguro para ellos.

*Me parecen muy oportunos los cursos de verano porque permiten que los niños desfoguen energía y lleguen a su casa para un descanso merecido.

*Si no hay cursos pueden organizarse entre vecinos para diferentes actividades de pintura o juegos al aire libre, siempre supervisados por quienes les corresponda.

*Propiciar que se involucren en quehaceres de orden y limpieza de la casa no les gusta mucho, pero una vez terminada la labor se sentirán satisfechos y con la autoestima alta.

*Sobre todo mantenerlos con actividad física, además de un deporte fijo, actividad continua como subir escaleras, pasear al perro, sacar la basura, sacudir, etc.

Aunque las vacaciones sean para descansar, esto se puede lograr simplemente con el cambio de rutina, no se trata de que se mantengan inactivos. También es importante aleccionarlos respecto de cuánto comer en un plan vacacional "todo pagado" o en la visita a casa de los abuelos o pueblo natal, en donde es delicioso comer diferente o lo típico y tradicional pero con moderación y no continuamente.

Si los papás damos indicaciones de qué hacer con respecto de muchas cosas como estudios, principios de educación, consumo de alcohol u horas de llegada, también se requiere instruir acerca de la forma de comer y la actividad física, sobre todo si provenimos de familias con obesidad, diabetes, hipertensión o si el niño ya tiene sobrepeso.

Por otra parte, los niños en vacaciones deben seguir durmiendo de 10 a 12 horas diarias. Educar al niño en materia de nutrición no lo va a traumar o hacerlo anoréxico o bulímico, eso ocurre solo cuando no son valorados, vistos, o solo se les habla para criticarlos o lastimarlos. Si el niño es motivado y amado la educación en alimentación, deporte y salud, será uno de los legados más importantes que se le podrá dejar.

-------------------------------------------------------

Aprovecha las vacaciones para atender tu salud y la de la familia. ASESORÍA INDIVIDUAL Y DE GRUPO. Tel. 2230166.

Visto 44 veces