CONSEJOS PARA NO ECHAR CULPAS

Las instancias de salud e industria de alimentos se han estado pasando la culpa por la causa que provoca la epidemia actual de obesidad, que no son las grasas las que engordan sino los carbohidratos, y la verdad que es el resultado de malos hábitos en la alimentación y actividad física.

Los tres macronutrimentos que aportan calorías son proteínas, carbohidratos y grasas; por tanto, cualquier alimento que se ingiera en exceso se acumula como grasa, porque todos los alimentos la contienen en mayor o menor proporción; hay personas obesas por excederse en el consumo de alimentos saludables como fruta, cereales integrales, yogurt, queso, ensaladas con aderezo abundante, etc.

Las proteínas aportan 4 Kcal por gramo, los carbohidratos 4 y las grasas 9. Es verdad que lo que más energía aporta es la grasa: aceites, fritangas, mayonesas, cremas, embutidos, etc. Sin embargo, mientras más se conoce en materia de nutrición y salud sabemos que las calorías no son lo único que influye en la obesidad, sino la forma en la que se absorben los alimentos y de qué están compuestos. Por ejemplo, una dona frita tiene mucha grasa, pero también mucho carbohidrato en forma de harina y azúcar; un flan o un pay tiene mucha grasa de la leche, mantequilla y yemas, pero también muchísima azúcar.

Se dice que la obesidad ha aumentado por  el consumo de refresco, pero esa bebida se acompaña de comida rápida como papas fritas, hot dogs, pizzas y hamburguesas, todos una mezcla de carbohidratos por la harina blanca y grasas de aceite, quesos, carnes no magras y embutidos, azúcar y grasa van de la mano.

Todo lo que comemos en exceso puede crear obesidad, hasta la jícama; claro, se necesita muchísimo más volumen que de papas fritas o pastelillos. Ahora, es cierto que el exceso en el consumo de carbohidratos simples como azúcar favorece más la llanta de salvavidas y la grasa abdominal, que predispone a enfermedades peligrosas como diabetes, infartos, hipertensión, etc.

Entonces, regresar a hábitos saludables es:

-Comer menos cantidades, porciones más pequeñas

-Evitar licuados, jugos, ensaladas megacombinadas y de fuertes aderezos

-Más verduras bajas en azúcar como espinaca, acelga, nopal, pepino, jitomate, tomate, apio, etc

-Preferir todo integral

-Evitar preparaciones sobreelaboradas, con mucha mayonesa, pasas, nueces, frutas secas, empanizados, capeados, gratinados, etc.

-Incluir en la dieta menos alimentos ultraprocesados de botanas, pastelillos, refrescos, alcohol.

-Realizar de 3 a 5 pequeñas comidas al día, que incluyan de todos los grupos de alimentos

-Evitar postres, bebidas azucaradas, fritangas, alcohol, alimentos con conservadores y colorantes, etc.

-Consumir más agua natural

-Mantenerte activo y además realizar deporte

-Dormir 8 horas.

Después de lo anterior sabemos que responsables somos todos, y más en el caso de niños obesos. Por ello tenemos que trabajar todos por la salud, aunque vayamos contra corriente.

________

Si deseas consulta o evaluación de tu estado de salud comunícate al 2230166. No olvides el grupo de mutua ayuda, es los lunes, gratuito y confidencial.

Visto 307 veces