CONSEJOS DE MÓNICA OLGUÍN PARA COMER JUNTOS

Gran promotor de la salud es comer en familia, no nada más es platicamos, convivimos y nos ponemos al día, sino cuando supervisamos qué comen los hijos, inculcamos hábitos de alimentación y buenos modales. Desgraciadamente cada día es menos frecuente lograr sentarnos a la mesa todos  a medio día, porque las mujeres tienen horarios de trabajos completos, hasta doblan turnos, también la vida extraescolar de los niños es intensa, todos estamos mucho más apresurados como para valorar la salud, hábitos, modales, etc.

Tomemos cartas en el asunto, porque es grave que seamos el país con más obesidad infantil, con graves consecuencias para la sociedad y uno de los factores que contribuyen a ello es la falta de atención en los niños; a lo que come la familia, en la forma en que encausamos las emociones. Algunas sugerencias cuidar la alimentación de nuestros hijos son:

*Si no comen juntos deja indicado qué y cuánto se servirán de alimentos y platillos nutritivos, previamente planeados y preelaborados.

*Trata de que algún adulto supervise tus indicaciones.

*Llámales por teléfono a la hora de comer y has las preguntas e indicaciones para que coman lo mejor posible.

*En algún otro momento coman juntos (desayuno, cena, fines de semana), pero no comida rápida, sino algún guiso  con ensalada y fruta como postre.

*No se puede comer viendo la televisión porque se come mucho más, la mente está distraída y no registra el volumen que se ingirió.

*Tener buenos modales en la mesa es fundamental para una buena convivencia y vida social, no en todas partes existen las mismas normas pero hay algunas muy
generales, como masticar con la boca cerrada por ejemplo.

*Platica en buenos momentos el valor que tiene la salud, la buena alimentación, los suplementos, la recreación, el descanso.

*Deja alguna nota en la mesa para cuando se sienten a comer como: "Que sean de provecho estos alimentos que preparamos para ustedes con mucho amor".
*Así como supervisas cuando llegas a casa si hicieron la tarea, pregunta qué comieron, cuánto sobrantes quedaron, qué falta para el día siguiente etc.

*Toda la familia debe involucrarse en los quehaceres del hogar para que la mamá tenga tiempo de organizar y de ser saludable también..

*Ayudemos a que en la familia se reconozcan las emociones y se encausen saludablemente; si estoy triste es mejor llorar que comer en exceso,  es mejor quitarte lo aburrido pintando o bailando que comiendo de más.

Si no podemos cumplir con situaciones ideales como comer en familia, usemos la creatividad para que los hijos y otros miembros de la familia sean orientados y supervisados para nutrirse, y atendidos emocionalmente, sobretodo que se sientan amados. Si no coincidimos en alguna hora de comida podemos inventar  "la hora del té, una botana de ensaladas y frutas, una hora de nutrir el cuerpo y el alma juntos, en familia.

----------------------
Asesorías individuales y de grupo, suplementos, grupo mutua ayuda, evaluación del estado de nutrición, 4423396733

Visto 712 veces