PIERDE GRASA CORPORAL ESTAS VACACIONES

Para algunos padres puede ser más accesible supervisar lo que comen sus hijos en vacaciones, lo que es importante para los que requieren que sus hijos adelgacen,  que por desgracia son muchísimos. Afortunada y desafortunadamente "bajar de peso" ya no es referencia para evaluar si somos más saludables, contamos con otras medidas rápidas y prácticas que nos indican si se perdió grasa  o solo el tan valioso músculo y agua.

Muchos niños van a consulta, bajan de peso pero NO de grasa, porque no siguen todas las indicaciones necesarias; comen menos, también disminuyen frituras, golosinas y refrescos, lo que hace que se vean menos kilos en la báscula pero en la medición con bioimpedancia, que es otra tipo báscula medidora de sustratos como músculo, hueso, grasa, grasa visceral peligrosa y edad metabólica por composición corporal, descubrimos que esa pérdida de peso no es saludable.
Fueron al nutriólogo pero no siguieron todas las recomendaciones, comieron menos y más sano pero desequilibrado o no equilibrado; esto es, incluyeron más de algún grupo de alimentos como la fruta, que es muy nutritiva pero rica en fructosa o azúcar y en exceso o desequilibrio produce mucha grasa.

Es una suerte contar con nueva tecnología que nos escanea por dentro, aunque para algunos sea incómodo constatar que la forma en que acostumbran perder peso no es saludable y además favorece el rebote, estar sube y baja con facilidad.
Les recuerdo que hay 4 leyes de la alimentación: calidad, cantidad, equilibrio y adecuación; la que está faltando es el equilibrio. Parece que se nos olvida, no tenemos tiempo o nos desagrada medir, pero sí es indispensable para perder grasa sin perder músculo comer un poco de cada grupo de alimentos, eso es equilibrar. 

Como los japoneses, comer un poquito de cada grupo es equilibrar: sopa caldosa de verdura como calabaza o chayote; ½ taza de espagueti integral con jitomate, sin crema ni mantequilla; 90g de pollo con rajas y acelgas; 1 taza de verduras crudas como lechuga con pepino y jitomate; 1 naranja; agua de limón… hay un platillo de cada grupo y con una cantidad precisa, eso nos hace perder grasa, aprender a comer y ser saludable. Esto no les gusta a los compulsivos que desean comer mucho de algo; a las mamás ocupadas o a las que no desean supervisar a los niños, tampoco. 

Pero desgraciadamente no hay magia y para ser delgados hay que comer poquito de cada grupo de alimentos de 3 a 5 veces al día. Grupo de cereales como avena, tortilla de maíz o pan integral; el de fruta y verdura; proteínas vegetales o animales como frijoles, huevo y pollo; también lácteos descremados, sin olvidar grasas buenas como aguacate, aceite como canola u olivo. Comer un poco de cada grupo, variando los alimentos, dará salud y verdadera pérdida de grasa corporal. 

En los niños y familias que han perdido el equilibrio en su forma de comer es necesario supervisar, lo que para algunos es más fácil en vacaciones, para otros será indispensable encontrar la manera de llevarlo a cabo. Medir la pérdida de grasa en la reducción de peso es indispensable si deseamos evitar rebote, flacidez, deshidratación  y arrugas. Tomemos el tiempo necesario para reaprender a comer adecuadamente.

-----------------
Consulta familiar con promoción; grupo mutua ayuda gratuito.

Visto 783 veces