QUERÉTARO, LÍDER EXPORTADOR DE VINO

Nuestra entidad, uno de los tres primeros productores de vino del país, se acaba de consolidar como el mayor exportador de vinos nacionales; con un potencial impresionante en virtud de la gran aceptación que en mercados tanto norteamericanos como asiáticos están teniendo los productos de nuestras uvas. El sector vitivinícola queretano, particularmente las regiones de Tequisquiapan, Ezequiel Montes, San Juan del Río y el Marqués, está alcanzando liderazgos incuestionables, a pesar de la competencia de otras regiones productoras como Baja California, Coahuila o Guanajuato y Aguascalientes.

Al platicar con quienes encabezan la Asociación de Vitivinicultores de Querétaro (AVQ), la cual acaba de cambiar de presidente –como se lo adelanté en Radar News segunda emisión, lunes a viernes 107.5 FM de 1:00 a 3:15pm–, ahora encabezada por el enólogo y directivo de Freixenet México, Lluis Raventós, quién tomó la estafeta de manos del ingeniero Ignacio Calderón de Cote, me confirman que el potencial de la zona es importantísimo habiendo necesidad urgente de sembrar más vides y producir más botellas, a fin de atender una demanda no satisfecha y llegar a nuevos mercados donde nuestro producto puede tener gran aceptación: “Nuestro gran problema es que no hay volumen de producción suficiente, necesitamos producir más para vender en el mercado nacional y explorar nuevos mercados”, señaló el directivo de Bodegas De Cote y ahora ex presidente de la AVQ.

La promoción de muy diversos eventos en varias bodegas de Querétaro, el fortalecimiento de la Ruta del Arte, Queso y Vino, y la nueva dimensión que se está dando a la Feria Nacional del Queso y el Vino Tequisquiapan están resultando herramientas muy exitosas para promocionar a los vinos queretanos y mexicanos, nos enfatizan otros productores locales agremiados a la AVQ.

Como ejemplo del éxito del catalógo turístico de la región, baste señalar que la Finca Sala Vivé de Freixenet, a 30 minutos de Tequisquiapan, se ha consolidado como la más visitada del continente, muy por encima de las del Valle de Guadalupe, en la zona de Ensenada, o las bodegas de California, en la Unión Americana. El llamado “enoturismo” significó, sólo para Freixenet en Querétaro, una cantidad de más de 250 mil visitantes el año pasado, y reportó, al corte del primer bimestre de 2016, un incremento de casi 10 por ciento de visitantes, lo que permite presagiar un nuevo año de récord de visitas, señala su gerente, Lluis Raventós, quien categórico me dice que su finca queretana está, con toda seguridad, entre las cinco más visitadas del mundo. Lo cual debe ser un gran orgullo para todos.

En cifras, el sector apuntó para este año a casi tres y medio millones de botellas producidas; de ellas, al menos el 10 por ciento serán exportadas, con un crecimiento anualizado al 12 por ciento. Respecto a hectáreas plantadas, estima la AVQ un crecimiento entre el 12 y 15 por ciento, que equivaldría a un aumento de 50 a 60 hectáreas para llegar a casi 600 de siembra total. Cantidad de uva que será insuficiente para abastecer la producción local de vino, por lo que bodegueros queretanos tendrán que comprar materia prima en otros estados del país.

Como se observa, en el sector vitivinícola, Querétaro tiene grandes oportunidades para generar riqueza, vía la producción y el empleo y los flujos turísticos. Importante entonces, amigos, es que compremos nuestros productos, los que podemos disfrutar y conocer cualquiera de los últimos tres fines de semana de mayo en la Feria Nacional del Queso y el Vino Tequisquiapan 2016. ¡Apoyemos a los productores locales y potenciemos nuestro sector turístico!

 

LA NUEVA FERIA DEL QUESO Y EL VINO SERÁ LA MEJOR

El presidente municipal de Tequisquiapan, Raúl Orihuela González, dijo que la Feria Nacional del Queso y el Vino (FNQV) se posicionará como la más importantes del país en su tipo.

Afirmó que en el municipio y la región se cuenta con los mejores viñedos, que permiten generar excelentes vinos, catalogados dentro de los mejores cien vinos del país.

Por otra parte mencionó que durante los eventos de la Feria Nacional del Queso y el Vino se espera superar los récords de asistencia de ediciones anteriores, cercanas a las 60 mil personas, y pronóstica que en los tres fines de semana de duración del evento, se alcance una ocupación hotelera del 100 por ciento y una derrama superior a los 50 millones de pesos, por lo que recomienda que las personas hagan lo antes posible sus reservaciones hoteleras.

El edil fue puntual al señalar que se contará con seguridad en los accesos del municipio para evitar que se presenten accidentes a causa del consumo excesivo de alcohol, invitando a los conductores a no manejar en estado de ebriedad.

Finalmente, dijo que, durante los tres años de su administración, se buscará colocar a esta feria como una de las importantes a nivel nacional y darle un sitio en el extranjero, para que cada vez sean más los visitantes al pueblo mágico durante todo el año, y que los vinos de la región sean colocados en los mejores mercados.

Visto 1021 veces