GRACIAS

El Senado de la República, a través de la Comisión Especial para dar Seguimiento a las Agresiones contra Periodistas y Medios de Comunicación y la Asociación Civil Comunicadores por la Unidad, me entregó, la tarde de este jueves primero de octubre, un  reconocimiento que mucho me honra en virtud de su origen, el sitio donde lo recibí, por las instituciones que lo otorgan y por haber compartido el honor junto a muy destacados periodistas de muchos lugares del país.

Y es que en esta ocasión la convocatoria de nominación se extendió a todos los estados de la República Mexicana para una selección final de 37 periodistas homenajeados originarios del interior del país y del Distrito Federal. Entre los galardonados hubo personalidades tan importantes en los medios de comunicación nacionales como mi apreciada Adriana Pérez Cañedo, el gran cartonista Rogelio Naranjo, la colega de Televisa Carla Iberia Sánchez, el gran reportero de mil batallas Francisco Garfias, o el director de la agencia Quadratín, Francisco García Davish. 

El evento fue impulsado por la Comisión Especial de Seguimiento a las Agresiones de Periodistas y Medios de Comunicación del Senado de la República que preside el senador y también periodista, Marco Antonio Blásquez Salinas. En el evento estuvieron presentes distinguidas personalidades, entre ellas, el senador por nuestra entidad, Enrique Burgos García, quién tuvo la atención de viajar, en día de agenda tan complicada por los cambios de gobierno en nuestro estado, a la Ciudad de México para asistir a la ceremonia efectuada en la sede legislativa del Senado en su vieja y hermosa Casona de Xicoténcatl.

En el presídium también a destacar la presencia del senador Ríos Piter, la del diputado y gran periodista Virgilio Caballero, la del notable colega y presidente de la agrupación Comunicadores por la Unidad, Jaime Arizmendi, y la del nuevo fiscal Especial para la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión  de la PGR, Lic. Ricardo Celso Nájera.

Los discursos de diputados, senadores y compañeros centraron su atención en demandar a las autoridades de los tres niveles de gobierno de todo el país en la necesidad de respetar la libertad de expresión, atender la problemática que se sufre en la nación por la cada vez mayor persecución y agresiones a periodistas y medios de comunicación, lo que ha llevado a México a convertirse en el quinto país más peligroso para ejercer el periodismo en el mundo. Igualmente, en sus mensajes honraron la memoria de periodistas caídos, al tiempo de pedir castigo para los responsables de sus muertes y urgir a los gobiernos y sus áreas de procuración de justicia para que descubran el paradero de más de veinte profesionales de esta actividad que hoy se encuentran desaparecidos.

A través de esta columna quiero expresar mi agradecimiento eterno a la LXIII Legislatura del Senado, a los compañeros periodistas que me entregaron tan inmerecido reconocimiento y a los muchos amigos que desde que se conoció de mi nominación y al día de hoy me han manifestado tantas muestras de afecto, solidaridad y aprecio. Me faltan palabras para agradecerles.

De corazón, GRACIAS.

Visto 1076 veces