TIERRA NOBLE JURIQUILLA, UN DESARROLLO DUDOSO…

Continúan las ventas de “Tierra Noble Juriquilla” ...un fraccionamiento sin permisos ni cambio de uso de suelo.

El desarrollo inmobiliario denominado “Tierra Noble Juriquilla” es un proyecto que dice contar con 500 mil metros cuadrados para terrenos comerciales y residenciales, parques, áreas verdes, clubes, ciclovías, haciendas, entre otras amenidades con un diseño arquitectónico mexicano.

Invitan a sus clientes a comprar lotes desde 128 metros cuadrados bajo la premisa de una “inversión segura”. Sin embargo, el desarrollo aun no cuenta con el cambio de uso de suelo, un documento esencial para fraccionar y construir en una zona originalmente ejidal y además ubicada en una zona de protección ecológica.

El proyecto se encuentra ubicado en el Ejido El Zapote, al norte de la capital queretana y forma parte de la zona occidental de microcuencas, una de las áreas de mayor importancia para el medio ambiente por su superficie de escurrimientos y zona de conservación que incluye flora y especies protegidas.

Sin embargo, el conflicto con dicho desarrollo que se oferta abiertamente, es que no cuenta con el cambio de uso de suelo de la autoridad municipal; así como tampoco posee el permiso de la SEMARNAT, ni el permiso de la autoridad estatal.

Al consultar con la empresa desarrolladora Carther Desarrollos y Proyectos Inmobiliarios, S.A. de C.V., uno de sus vendedores, Bernardo Mosqueda, reconoció que no cuenta con el permiso de cambio de uso de suelo, y afirma que poseen la constitución de una asamblea en la cual los ejidatarios cedieron los terrenos a la empresa para la comercialización de los mismos.

En dicha asamblea, los ejidatarios que aceptaron el acuerdo se asociaron para crear la “Sociedad Urbanizadora Santa María del Zapote”, como consta en la escritura pública 15,124 de fecha 10 de Julio del año 2018, pasada ante la fe del notario público Titular de la Notaría Pública Número 23 de la Ciudad de Querétaro,

donde se autorizó aportar tierras a fin de formar una sociedad con la persona moral representada en el contrato y llevar a cabo un desarrollo inmobiliario en dichas tierras.

Pero esto no es suficiente para desarrollar pues el Código Urbano del Estado de Querétaro es la que regula la constitución de régimen de propiedad de inmuebles en condominio destinadas al uso privado.

Es por esto que al comprar en preventa, en este momento, los clientes tienen que esperar tres años para que les sea entregado su terreno, y es hasta entonces que prometen entregar escrituras de la propiedad. El vendedor argumenta que esto es debido a que actualmente no está urbanizado el proyecto, tarea que iniciarán en aproximadamente cuatro meses.

Por las inconsistencias del proyecto, la ambientalista América Vizcaíno presentó l denuncia número 3265 el 8 de junio de este año en la Procuraduría Federal del Consumidor ( PROFECO ) para solicitar a la autoridad que los desarrolladores presenten los permisos y documentos que avalen la inversión de los clientes, y no se les siga engañando y confundiendo.

“Debido a que desarrolladores e inmobiliarias de Tierra Noble Juriquilla continúan confundiendo a sus clientes y vendiendo un proyecto de fraccionamiento que no cuenta con permisos ambientales : municipales , estatales ni federales,  y  que por ser una zona de protección ecológica , no cuenta además con  uso de suelo urbano , el desarrollador, pone en riesgo el patrimonio de las familias que compraron y que siguen comprando  en el fraccionamiento,  debido a esto, ingresamos la denuncia” expuso la ambientalista.

Se espera que la PROFECO pueda abrir una carpeta de investigación y solicite formalmente los permisos ambientales y urbanos al desarrollador, así como cualquier otra documentación con la que debieron contar los inversionistas y las inmobiliarias, antes de iniciar las ventas del fraccionamiento.

La empresa “Carther” hizo un ofrecimiento a los ejidatarios de 125 pesos por metro cuadrado, actualmente ofrecen a la venta el metro cuadrado en 2 mil 650 pesos, una ganancia exhorbitante considerando el bajo precio que ofrecen al ejidatario. De los 48 ejidatarios que se asociaron, casi la mitad de ellos ya no están tan convencidos de vender, tanto por la tardanza del proyecto como por las irregularidades que ambientalistas han acusado constantemente.

En el municipio de Querétaro, la Secretaría de Desarrollo Sostenible informó apenas el pasado 7 de mayo, que no se ha emitido ninguna autorización para cambio de uso de suelo, y mucho menos una autorización para construir o permiso de desarrollo urbano para la zona del Ejido El Zapote. Sin embargo tampoco existe alguna investigación ni sanción contra el desarrollo “Tierra Noble Juriquilla” porque no se ha intervenido, no han construido, edificado o fraccionado.

Existe inquietud de los clientes que ya han comprado terrenos en preventa, sobre maqueta, y sin escritura de por medio, que ha buscado la forma de obtener certidumbre sobre su inversión. Pues pese a las promesas de la desarolladora Carther y su equipo de abogados de que todo su proyecto es legal, muchos no tienen garantías.

Uno de los clientes con los que este medio de comunicación tuvo contacto, originario del Estado de México y atraído por la inversión en Querétaro, explicó que en todo momento se le garantizó que el desarrollo contaba con los permisos y trámites ante las autoridades, sin embargo no obtuvo mas que un contrato en el que se establece la participación de la sociedad urbanizadora Santa María del Zapote como si se tratase únicamente de una compra-venta entre particulares; lo que no es garantía de que podrá construir en un futuro cuando reciba su terreno.

A nivel estatal, el Secretario de Desarrollo Sustentable del estado, Marco del Prete Tercero declaró el pasado 6 de marzo que “no existe un permiso ambiental para la construcción de un desarrollo inmobiliario en esa zona (El Zapote), lo que preocupa mas aun a los clientes que ya han comenzado a pagar los terrenos adquiridos.

Mas preocupante aun, es que al fraccionamiento “Tierra Noble Juriquilla”, lo están vendiendo en proyecto y pretenden construirlo dentro del Área Natural Protegida Municipal llamada Zona Occidental de Microcuencas, que en el plan parcial de desarrollo urbano está clasificada como zona de protección ecológica, con categoría  de protección ecológica especial y que dentro del Ordenamiento Ecológico Estatal y dentro del Ordenamiento Ecológico Municipal, está clasificada como  zona de protección ecológica, y que difícilmente podría obtener el cambio de uso de suelo.

Mientras tanto, el desarrollador continúa vendiendo el fraccionamiento “Tierra Noble Juriquilla”, sabiendo que no cuenta con los permisos ambientales ni con los permisos urbanos.

Visto 374 veces