POLÉMICA POR INSABI

A partir del pasado 1 de enero entró en operación el Instituto de Salud para el Bienestar, esquema con el que el gobierno federal prometió acceso a medicamentos y servicios de salud completamente gratuitos a todos los mexicanos sin seguridad social, un universo de más de 60 millones de personas.

Sin embargo, el aparente desconocimiento de algunas autoridades estatales en la operación de este organismo que suplió al Seguro Popular generó conflictos en varios hospitales del país –incluyendo a Querétaro– donde sí se cobraron algunas atenciones médicas a los pacientes.

El delegado de la Secretaría del Bienestar en Querétaro, Gilberto Herrera Ruiz, aseguró que a partir de este 2020 todas las atenciones médicas y los medicamentos en los hospitales públicos del estado son gratuitos, está prohibido cobrar por ellos. “No se debe cobrar y se está cobrando, y ese es el problema. La ley es muy clara, a partir del 1 de enero no se debe estar cobrando por los servicios de salud de primer y segundo nivel, tampoco se debe cobrar por el tratamiento de las 64 enfermedades catastróficas que se tienen en un listado y que corresponden al 95% de las incidencias del tercer nivel. Si se va a cobrar, sería en un 5% de incidencias del tercer nivel de las cuales no existen en Querétaro. De tal manera que en Querétaro ningún hospital debe estar cobrando”.

De acuerdo con el coordinador de los programas federales, todos los servicios de salud en Querétaro deben ser gratuitos y el estado tiene el presupuesto para ello, pues este año se le asignaron 4mil millones de pesos para salud, de los cuales dos terceras partes son recursos de la federación. Gilberto Herrera informó que todos los pacientes a los que se les haya cobrado la atención médica o algún medicamento deberán exigir la devolución de su dinero; además de que está prohibido que se condicione el servicio para un paciente o familiar, so pretexto de que no hayan pagado la atención.

En los primeros diez días de enero, la delegación de la Secretaría del Bienestar recibió 88 quejas de pacientes, y familiares de pacientes, quienes denunciaron que en los hospitales públicos del estado les estaban cobrando la atención o les negaron una cirugía o medicamento por no pagar, situación que ya se informó a la Secretaría de Salud del estado para tomar las medidas necesarias.

“Tenemos muchas quejas de pacientes a quienes les dicen: ‘vayan a pagar 80mil pesos y entonces sí podemos operar’; ¡no!, se le tiene que operar y ya después discutan. La decisión de cobrar fue del gobierno estatal, a partir del 1 de enero ante esa laguna de que ya no existía el Seguro Popular, el argumento de que ‘nadie nos va a pagar, entonces que pague el usuario’, fue una cuestión muy equivocada, lamentable. Y todos sabemos que el que no conozcas una ley no te exime de cumplirla, la Ley se publicó en noviembre, los secretarios de salud y sus funcionarios tuvieron un mes para leerla y saber que a partir del primero de enero sería ilegal cobrar cualquier servicio”.

El INSABI ofrece una cobertura mayor a la del Seguro Popular, explicó Herrera Ruiz, primero porque cuenta con un mayor presupuesto y segundo porque ahora se establece el acceso a la salud como un derecho. Respecto de la atención médica, el INSABI cubre el primer y segundo niveles, el espectro se incrementó de 64 a 96 enfermedades catastróficas y la cobertura del 95% de los padecimientos que requieren atención del tercer nivel como cáncer, infartos, VIH, etc.

“Tiene más cobertura, de hecho es una mejora. El INSABI simplemente es una evolución que mejora el Seguro Popular y es un gran cambio en el concepto: el seguro popular hablaba de un servicio a toda la gente que no tiene una prestación de salud, y la nueva Ley de Salud habla de la salud como un derecho de la gente. Por lo tanto, ya no tengo que estar afiliado al Seguro Popular y pagar una cuota que iba de los 200 pesos a 6 mil pesos anuales dependiendo tu nivel socioeconómico; ahora, como es un derecho tengo que recibir el servicio y eso permite que 12% de la población queretana que no tenía acceso porque no estaba inscrita tampoco al Seguro Popular ahora pueda acceder a la salud”.

QUERÉTARO AÚN NO SE AFILIA AL INSABI

De acuerdo con la Ley General de Salud, los gobiernos estatales tienen 180 días para decidir cómo van a trabajar con la federación. Los estados que no se adhieran al Instituto de Salud para el Bienestar no tendrán ningún problema, se les transferirán los recursos que tengan aprobados para ese sector y los gobiernos estatales se harán cargo de los servicios.

El Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (INSABI) es el organismo que va a transferir los recursos a los gobiernos de los estados y va a garantizar que las reglas de gratuidad se cumplan. La operación de los servicios de salud seguirá en manos del gobierno estatal y lo que haría falta “únicamente”, sería suscribir el convenio sobre la forma en la que van a trabajar (federación y estados), quién compra los insumos, medicamentos, etc., explicó el delegado Gilberto Herrera.

“Los recursos se están mandando de forma incondicional, el gobierno estatal tiene los recursos, en la Sombra de Arteaga se publicaron los 4 mil millones de pesos a salud donde dos terceras partes son de la federación. No hay forma de que digan que no hay presupuesto”.

El secretario de Salud en el estado, Julio César Ramírez Argüello, reconoció que el INSABI puede ser benéfico para los usuarios pues no se cobra por ningún servicio y pidió a los pacientes que hayan pagado por la atención médica o algún medicamento, reportarlo ante las autoridades de salud. “Creo que está mejor y el personal tiene la instrucción de que no se debe cobrar ningún servicio, medicamento o material de curación” declaró el funcionario estatal.

El pasado 11 de enero, el secretario queretano se reunió con el titular del INSABI, Juan Ferrer Aguilar, quien comprometió recursos al 100% para el estado de Querétaro; además de la posibilidad de acceder a más.

Sobre el tema, el gobernador Francisco Domínguez Servién informó que el 20 de enero Juan Ferrer, titular del INSABI, visitará Querétaro para tratar el tema, pues Querétaro es una de las entidades que aún no ha firmado el acuerdo para adherirse al INSABI. En el mismo tenor están otros estados: Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Durango, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala y Zacatecas. Solo 13 entidades ya firmaron acuerdo de colaboración con el INSABI: Ciudad de México, Baja California, Chiapas, Colima, Hidalgo, Puebla, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco, Oaxaca, Veracruz, Yucatán y Quintana Roo.

Independientemente de la decisión de las autoridades del estado de Querétaro a suscribir el convenio con la federación, la atención médica es completamente gratuita para todos los mexicanos sin seguridad social (IMSS, ISSSTE, Pemex, Sedena, Semar), quienes pueden acudir a hospitales generales, centros de salud, Centros de Salud con Servicios Ampliados (CESSA), unidades médicas del IMSS, unidades de especialidades médicas, así como hospitales rurales y comunitarios que ofrecen atenciones de primer nivel.

Para acceder a un servicio de salud el paciente únicamente debe presentarse a cualquier centro de salud, clínica u hospital general con su CURP, credencial del INE o acta de nacimiento.

Visto 233 veces