AL RESCATE DEL RÍO QUERÉTARO

Pese al crecimiento y urbanización de la zona metropolitana, a los intentos por desviar su cauce o entubarlo, pese a que la contaminación y el descuido –o   desinterés– de muchos gobiernos que lo han reducido a un canal de aguas negras, el río Querétaro subsiste y está vivo, al menos aguas arriba en El Marqués y en Corregidora, donde se une al río El Pueblito. 

El rio Querétaro, que hoy divide la Av. Universidad de la capital queretana, se ha convertido en una fuente de malos olores, por ahí se estanca y corre agua turbia y fétida, como describen el cauce los vecinos del antiguo barrio de San Sebastián. El propio río no se ha salvado de la mañosa conducta de personas que por años utilizó el río como depósito de basura y no es raro ver en el fondo muebles viejos y electrodomésticos inservibles. 

Con la temporada de lluvias el cauce del río se convierte en punto de interés para las autoridades de seguridad y protección civil metropolitanas, para asegurar que no se desborde como ya ha ocurrido un sinfín de ocasiones. Por años, la inquietud de ecologistas y ambientalistas ha presionado a las autoridades para que tomen cartas en el tema y propongan estrategias para descontaminar el río, así como campañas para hacer conciencia en la población para que deje de contaminarlo. Sin embargo, el rio ha sido el histórico tiradero de Querétaro, pues desde la fundación de la ciudad inició su contaminación.

El diagnóstico de biólogos e investigadores de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) detectó que la contaminación del cuerpo de agua se debe a la basura que se tira dentro del cauce. Se tienen identificados 48 puntos críticos de contaminación, entre los que destacan las descargas de desechos industriales, agrícolas y ganaderos, así como las aguas residuales generadas por las actividades urbanas. Frenar estas actividades no será tarea fácil. 

“Esto es un proyecto de la sociedad. El río ha llegado hasta donde ha llegado porque lo hemos desatendido y hemos abusado del medio ambiente. Vamos a trabajar fuerte para recuperar el río y nos dé los servicios que el río por sí mismo da y todos los beneficios que vamos a poder recibir de él, pero vamos a hacerlo de una forma inteligente” exigió la rectora de la UAQ, Tere García Gasca. 

SANEAMIENTO

El municipio de El Marqués, en coordinación con la Universidad Autónoma de Querétaro, presentó un proyecto para el saneamiento de las aguas del río Querétaro que permitirá intervenir los 42 kilómetros de cauce que atraviesan el territorio marquesino. 

De acuerdo con el líder del proyecto, Eusebio Jr. Ventura Ramos, integrante de la División de Investigación y Posgrado de la Facultad de Ingeniería de la UAQ, entre las acciones que la UAQ implementará está la sectorización del sistema sanitario del municipio mediante un sistema de tratamiento de aguas residuales sanitarias tipo Garfi, con reactores anaerobios, los cuales convierten los contaminantes en gas metano y desodorizan las aguas de forma natural y atóxica.

Se tratarán las aguas residuales sanitarias de tal manera que el efluente cumpla con la calidad de agua tratada para su reúso y a bajo costo de operación y mantenimiento. El saneamiento del agua será posible con la intervención del canal la instalación de bordos y puntos de retención.

También se llevará a cabo la sanitización de los ranchos ganaderos a través de la aspersión y fumigación de Bioenzim, que acelerará el proceso de oxidación, mineralización y desodorización del estiércol, para convertirlo en composta totalmente orgánica de alta calidad y disminuir la presencia excesiva de moscas.

El proyecto que inició el pasado 20 de marzo consiste en la aplicación de enzimas que pueden descontaminar hasta en 90% el agua, no al grado de potabilizarla pero sí para eliminar malos olores y focos de contaminación. El ingeniero Eusebio Ventura Ramos explicó que en el proyecto de saneamiento del cauce del río Querétaro se propone alcanzar una norma técnica ambiental que puede ser conservada con el seguimiento adecuado y la vigilancia de las autoridades para impedir que se sigan tirando desechos contaminantes. 

El alcalde Enrique Vega adelantó que como parte del proyecto de saneamiento en el que se invertirán 23 millones de pesos, también se regularán y reducirán las fuentes de descarga. Y en caso de que alguna no cumpla con las condiciones ambientales será sancionada. Las inspecciones ya comenzaron.

“Lograr que el río Querétaro que tanto queremos y que tanto progreso le dio a Querétaro en su momento. Podamos tener un río sano, limpio y que enriquezcamos el entorno para tener una vida más saludable. Estoy seguro de que lo vamos a lograr y que a fin de año vamos a poder ver el agua diferente en el río y que vamos a tener mejores condiciones de vida, para que se beneficie El Marqués y todo Querétaro” explicó el alcalde, quien en entrevista confirmó que los primeros avances serán visibles para febrero de 2020, y para finales del próximo año se habrá de llegar a la meta. 

Limpiar el río Querétaro “aguas arriba” en el municipio de El Marqués, facilitaría las acciones a realizar en la capital queretana. Sin embargo en esta sección del río no hay autoridad que quiera hacerse cargo de la limpieza del cuerpo de agua. En el municipio de Querétaro informaron que el cauce, su administración y mantenimiento es responsabilidad de la Comisión Estatal de Aguas (CEA); en la CEA, su titular Enrique Abedrop pasó la responsabilidad a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), en la dependencia federal nadie quiere dar entrevista sobre el tema. 

CONSERVACIÓN

De acuerdo con la opinión de ambientalistas, el río El Pueblito es el que menos contaminación presenta, aunque deben atenderse zonas de descargas y tiradero de basura. En Corregidora aún es visible la presencia de flora y fauna, lo que indica que la contaminación no es tan severa. Un ejemplo de esto es el cangrejo endémico del río El Pueblito, una especie que los biólogos de la UAQ ya no esperaban encontrar, por lo que la grata sorpresa genera certidumbre de que la recuperación y descontaminación del cauce es posible.

El alcalde de Corregidora, Roberto Sosa Pichardo, anunció que se está trabajando con personal de inspección para verificar qué empresas, fraccionamientos e inclusive particulares están tirando desechos al río El Pueblito, para en su caso sancionarlos. Así comenzarán la primera fase para descontaminar el cauce. 

Pero ningún esfuerzo será suficiente si la población no pone de su parte para mantener el agua limpia.

Visto 622 veces