PATRIMONIOS EN RIESGO

El crecimiento demográfico del estado de Querétaro, al cual llegan miles de familias cada año, generó una explosiva y acelerada construcción de de desarrollos inmobiliarios particularmente en la zona metropolitana, siendo Corregidora y El Marqués los municipios con mayor número de fraccionamientos y con una amplia oferta de vivienda para todos los niveles. 

Este “boom” inmobiliario también tuvo aspectos negativos, como llevar a fraccionadores, constructores, y promotores de vivienda a ocupar el primer lugar con más quejas ante la Procuraduría Federal del Consumidor en el estado de Querétaro.

De acuerdo con el delegado de Profeco, José Huerta Arredondo, durante 2018 el sector inmobiliario fue causante de 175 quejas, superando incluso a las empresas proveedoras de servicio de telecomunicaciones, como las de telefonía celular o las de televisión por cable. De estas quejas, añadió el funcionario federal, 7 de cada 10 logran un acuerdo conciliatorio entre las partes.

Además, en lo que va del presente año ya se han sumado 36 quejas contra el sector inmobiliario. “En 2018, el año inmediato anterior, Profeco recibió 175 quejas, reclamaciones directas en contra de este tipo de proveedores (inmobiliarias, fraccionadores, constructores y promotores de vivienda). El sector vivienda encabezó la lista de proveedores que tuvieron más quejas el año pasado, giro principal de nuestro  ‘top 3’ de proveedores con más quejas. En lo que va de 2019 en Profeco hemos radicado en estos tres meses 36 quejas del sector inmobiliario y todas están en proceso”, informó el delegado.

El 30% restante de las quejas que no lograron resolverse entre proveedor y consumidor obligó a Profeco a emplazar a los proveedores a procedimientos por infracciones a la ley, que son procedimientos de sanción. “El monto recuperado por sanciones es de aproximadamente 12 millones de pesos, cantidad recuperada en beneficio del consumidor por haber levantado su queja en Profeco”.

El delegado explicó que los principales motivos de inconformidad o queja del consumidor en contra de los desarrolladores inmobiliarios es la negativa a la devolución de depósitos, el incumplimiento en la cobertura de garantías, plazos no cumplidos en la entrega de la vivienda o en la reparación de daños. 

“La ley es muy clara e invitamos a los consumidores a que tengan confianza en Profeco para que levanten su queja y notificar a la constructora o a la inmobiliaria de alguna anomalía y que esta se presente para establecer alternativas de solución  que permitan dar satisfacción a esa reclamación”.

Las garantías que establece la ley para daños estructurales es de 5 años; para daños por motivos de impermeabilización, dos años de garantía, y un año para otros daños o desperfectos, y las reparaciones en la vivienda no merman ni afectan la garantía. Independientemente del tipo de pago, las viviendas tienen garantías contra vicios ocultos. Se puede solicitar desde la reparación de los daños a la devolución de dinero, dependiendo del caso y la sanción a la inmobiliaria responsable. Además, existe la posibilidad de que el consumidor pueda solicitar un dictamen ante Profeco para gestionar el pago por el valor total de la vivienda más 20% por daños y perjuicios.

“Desde la firma del contrato donde se expresa el consentimiento de las partes se establecen los beneficios que adquiere el consumidor al momento de comprar su casa; si existe el compromiso del proveedor de otorgar por ejemplo estacionamientos y áreas comunes; hoy vemos en las reclamaciones algunos otros beneficios, como gimnasio o áreas de juegos para niños, etc., y si estos no son entregados en el estricto cumplimiento del contrato lo podemos reclamar. Si el proveedor lo ofrece lo debe cumplir”.

¿Estás pensando en comprar una vivienda o acabas de adquirir tu casa? ¡Presta atención a esta información! Una de las obligaciones que tiene el proveedor es informar al consumidor las características del inmueble: 

Extensión del terreno

Superficie construida

Tipo de estructura

Instalaciones, acabados, accesorios

Lugar de estacionamiento

Áreas verdes o de uso común

Porcentaje de indiviso 

Servicios con los que cuenta 

Estado físico y general del inmueble (materiales de construcción de la vivienda, planos).

Si el constructor no informa esto, está violando la ley. Asimismo, tratándose de actos relacionados con inmuebles en caso de preventa el proveedor deberá exhibir el proyecto ejecutivo de la construcción completa, así como la maqueta respectiva, los documentos que acrediten la propiedad del inmueble, la personalidad del vendedor y la autorización del proveedor para la promoción de la venta (para agentes inmobiliarios), y la información en la que se encuentra el pago de contribuciones y servicios públicos. 

En el caso de inmuebles nuevos se deberán mostrar los permisos y licencias expedidos por autoridades competentes para la construcción, especificaciones técnicas, uso de suelo, seguridad, clase de materiales, servicios básicos con los que cuenta y todos aquellos con los que por ley deben contar. Mostrar planos arquitectónicos y de instalaciones o en su defecto dictamen de las condiciones estructurales del inmueble. 

Los proveedores (fraccionadores, constructores o promotores de vivienda) están obligados a registrar sus contratos ante Profeco, donde son revisados para verificar que no existan cláusulas abusivas o desproporcionadas que atenten contra los derechos del consumidor. Si se está adquiriendo una vivienda y el contrato de preventa no está previamente autorizado por la Profeco, ya se estaría cometiendo una violación a la ley por parte del vendedor.

Es importante precisar que los actos relacionados con inmuebles están regulados por la Ley Federal de Protección al Consumidor cuando los proveedores sean fraccionadores, constructores o promotores de vivienda, y quedan exentas operaciones sobre inmuebles como bodegas, naves industriales, terrenos, locales comerciales o procesos de compra-venta entre particulares. 

Las empresas inmobiliarias con más quejas durante 2018 son COMEBI del Centro con 26; esta empresa es la responsable de desarrollos como Paseos de San Miguel; Promotora de Viviendas Integrales registró 12 quejas y es responsable de los fraccionamientos Real Solare y La Vista, que en su página oficial web reportan ventas por más de 5mil 400 viviendas; el tercer lugar lo ocupa Grupo Ralama Inmobiliaria, con 8 quejas y responsable del proyecto residencial Lomas de San Pedro.

LAS QUEJAS

A este medio de comunicación se acercaron vecinos del fraccionamiento Valle de Santiago, ubicado al norponiente de la capital del estado, y cuyas casas construidas por la empresa Casas Javer padecen severos daños físicos y estructurales a tan solo dos años de haber sido entregadas.

De acuerdo con testimonios recabados por nuestro equipo de reporteros, los propietarios manifiestan que las grietas y cuarteaduras se fueron agravando con las lluvias, y que ante la omisión de la inmobiliaria para reparar los daños, estos se hicieron más graves. Actualmente, la constructora está reparando la vialidad, por lo que los propietarios deben dejar sus automóviles fuera del condominio e ingresar a pie. 

“La fachada, el frente, dos recámaras y la sala está cuarteadas, (la constructora) no nos ha dicho nada, ni siquiera si nos van a mover de aquí cuando empiecen a arreglar”, señaló Sofía Cerrillo. “Tengo goteras, donde están los focos se filtra el agua, tengo cuarteaduras en la terraza. Supuestamente sí (nos van a reparar) cuando reparen la calle. Desde que me entregaron la casa, hace dos años, empecé con los problemas” reclamó Leticia Buelna. 

Pablo Sánchez, propietario de vivienda en Valle de Santiago, sostuvo que el desarrollador ha incumplido con los plazos para reparar las vialidades y accesos, y por ende tampoco ha cumplido para reparar las casas. “Estamos afectados y necesitamos apoyo para no quitar el dedo del renglón y que no nos dejen sin solución. Nos traen vuelta y vuelta, que sí se van a respetar las garantías, pero no hacen nada. El daño estructural es grande y no creo que se pueda resolver ni tumbando todo el complejo habitacional”.

El delegado de Profeco recomendó a los consumidores afectados con incumplimientos de alguna empresa inmobiliaria a acercarse por orientación a la delegación o bien marcar al teléfono 01800 468 8722. De esta forma, no solo se agilizará la reparación o atención, sino también se evitarán y, en su caso, sancionarán prácticas abusivas en contra de los consumidores.

Visto 503 veces