Log in

LA PELIGROSA 57

La carretera federal 57 es una de las más importantes del país, llamada la ‘ruta comercial de México’ debido a que recorre gran parte del territorio nacional, desde la frontera con los Estados Unidos en Piedras Negras, Coahuila, hasta la Ciudad de México, con una longitud de mil 295 km, que cruza los estados de Coahuila, Nuevo León, San Luis Potosí, Guanajuato, Querétaro, México, Hidalgo y Ciudad de México.

Por ser el eje carretero comercial e industrial que ofrece la mejor conectividad para el transporte de carga, la 57 de las más transitadas, pero también una de las más peligrosas del país. Su tramo de mayor afluencia son los 220 kilómetros entre la capital y la ciudad de Querétaro, donde de acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes transitan diariamente 110 mil vehículos en ambos sentidos, 65% de los cuales son de transporte pesado.

Caminos y Puentes Federales (Capufe) reporta un registro de entre 60 y 70 accidentes de gran magnitud a la semana, lo que significa 8 accidentes diarios, sin contar percances menores que no son reportados a Capufe. Una de las causas que se atribuyen al elevado número de accidentes es el mal estado de conservación de la carretera e, irónicamente, las obras de reparación que constantemente se realizan a secciones de la cinta asfáltica. 

Sin embargo, el registro de Capufe observa que 85% de los accidentes ocurren por exceso de velocidad; 10% por fallas mecánicas y solo un 5% por las condiciones de la carretera, pero de los puntos más conflictivos es la zona limítrofe entre el Estado de México y Querétaro, donde hasta el año pasado se realizaron obras de reencarpetamiento.  

El Secretario Técnico del Centro SCT Querétaro, Óscar Navarro Almaraz, aseguró que el propósito de SCT es la conservación de las carreteras y aminorar los riesgos, pero reconoció que poco se puede hacer si los automovilistas no respetan los límites de velocidad, aunque admitió que la superficie de rodamiento de la carretera 57 está colapsada, pues en origen esta carretera no fue pensada para la magnitud de carga que recibe todos los días, lo que termina por deteriorar rápidamente la superficie. 

“La realidad es que el pavimento hidráulico colocado no está diseñado para un tránsito vehicular como el que transita por esta vía, y la carretera tiene varias fracturas en su estructura debido a esta sobrecarga, al exceso de ejes que transitan, esto hace que la flexión del pavimento no sea el adecuado y empieza a tener deterioro, empieza a atacarse con determinados trabajos de conservación, que no se pueden realizar de fondo porque no hay la posibilidad de cerrar por ejemplo un sentido, pues entonces sería dañar tanto el flujo comercial como el social entre otros, por reparar algo que puede ser ahorita de cierta forma atacable, no de fondo, pero sí de momento; son conservaciones rutinarias.”

MANTENIMIENTO PERMANENTE

Navarro Almaraz reconoció que las obras de conservación que realiza Capufe a la carretera 57, es en muchas ocasiones de reparaciones temporales, por lo que las intervenciones serán cada vez más frecuentes. Explicó que al ser una de las vías de comunicación más transitadas no se pueden tomar la libertad de cerrar varios carriles para amplificar la intervención, lo que hace que las reparaciones sean lentas. 

“Sí, claro, siempre va a haber obras de conservación; para empezar porque es la esencia de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y es la esencia y objetivo de Capufe: mantener en concreto esta vía, mantener en correcto funcionamiento esta vía de comunicación, por ello se realizan muchos trabajos de conservación de manera permanente; si nosotros detectamos un bache, por ejemplo, en 48 horas está estipulado que tiene que estar atacado este bache, por eso no puede haber un deterioro mayor a las vías federales de comunicación; lo que comentaba hace un momento es que ha habido muchos trabajos de manera constante porque no podemos cerrar de manera completa la carretera para hacer un trabajo de fondo, y eso dificulta muchas de las tareas que se realizan para conservar esta carretera.”

Pese a que las obras son uno de los principales reclamos de los automovilistas que utilizan la 57, al considerar que no solo ocasionan congestionamiento sino graves accidentes, el Secretario Técnico del Centro SCT Querétaro insistió en que la carretera es tan segura como cualquier otra del país, pero poco pueden hacer si los automovilistas no respetan los límites de velocidad. 

“Dentro de los objetivos a alcanzar de la Secretaría es la conservación de carreteras y aminorar los riesgos de los accidentes, pero esto tiene que ir de la mano de una cultura vial por parte de los usuarios; nosotros hacemos la parte que nos corresponde en materia normativa y técnica: la materia normativa establece que debemos colocar determinados señalamientos, determinados tipos de límites de velocidad, señalamientos dinámicos, pero si el usuario que es quien está transitando por esta vía no hace caso o hace caso omiso a estas limitantes de velocidad, poco se puede hacer, poco útil es esta normatividad”, argumentó. 

En 2014, Capufe reportó mil 784 accidentes en la carretera 57, que dejaron un saldo de 881 lesionados y 72 personas fallecidas. De acuerdo con el organismo de la SCT, el principal motivo fue el exceso de velocidad, pues al ser una carretera con rectas muy largas, la velocidad promedio es de entre 120 y 140, cuando el límite son 110 kilómetros por hora. Para 2016 los accidentes superaron los 100 casos y en la mitad de ellos se vio involucrado transporte pesado. 

El diputado federal por Querétaro, Braulio Guerra Urbiola, exigió que la SCT resuelva las obras que se realizan en la carretera 57, las que a su parecer, junto con las pésimas condiciones de la superficie de rodamiento, son las causas de los múltiples y fatales accidentes que diariamente se registran. 

“Le pedimos a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y a Capufe que tomen medidas urgentes y necesarias porque hay muchos accidentes, esta carretera es muy peligrosa, nunca se acaban las obras, y se tiene que hacer algo urgente (…) no puede ser que cada que transitamos en esta carretera tan importante sigan las cosas así como están”, expresó el legislador. 

Guerra Urbiola es frecuente usuario de esta carretera y en varias ocasiones se ha visto atrapado en el tráfico que se genera por las obras o por los accidentes, y a través de sus redes sociales ha demandado atención y solución al Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza. 

Adicionalmente al asunto de las obras, el diputado federal ha solicitado a la SCT la restricción de dobles semi remolques, que por su peso y extensión se ha convertido en protagonista de múltiples accidentes vehiculares. 

MACROLIBRAMIENTO POCO TRANSITADO

En mayo próximo pasado se inauguró el macrolibramiento de Querétaro – Apaseo - Palmillas, obra que costó 5 mil 800 millones de pesos y que tiene una longitud de 86 kilómetros y que, según las autoridades estatales, tendría como finalidad desviar el tráfico pesado de la carretera 57 en la jurisdicción de Querétaro. Sin embargo, el macrolibramiento funciona a media capacidad pues por aquí circulan 7 mil vehículos diariamente (60% transporte pesado). de los más de 13 mil que se tenían previstos.

El Secretario Técnico del Centro SCT Querétaro, Óscar Navarro Almaraz explicó que el macro libramiento no fue concebido para desviar el tráfico pesado sino como una vía alterna a la México – Querétaro: “Esta vía no se diseña y no se ejecuta con el objetivo de desviar el tránsito de peso, para nada, nosotros lo que hacemos es dar otra vía de comunicación alterna para aquellos que transitan hacia Guanajuato, Guadalajara o Aguascalientes, para que puedan optar por ya no cruzar el estado de Querétaro, lo que les representa costos en cuanto a distancia, tiempo e insumos como son gasolina y llantas.”

Un grave problema para el transporte de carga y automovilistas es que el macro libramiento aún no cuenta con el sistema de cobro electrónico, que podría estar funcionando para noviembre. Además, transportistas afiliados a la Alianza Mexicana de Organización de Transportisas consideran excesiva la tarifa, que va de los 110 a los 400 pesos, dependiendo del número de ejes de los vehículos. 

“¿Por qué no pueden transitar actualmente muchos de ellos? como bien refieren, no tenemos activo el sistema de telepeaje en la caseta de cobro, porque Capufe está en espera de sincronizar el sistema con el que ellos tienen dentro del macrolibramiento, ya tenemos habilitado el sistema de cobro de telepeaje, sin embargo, al ser el punto de inicio y retorno de Capufe eso reduce un poco el flujo vehicular de aquellos que usan este sistema de cobro como son las IAVE, las TAG y los cobros dinámicos.”

La 57, carretera de mayor afluencia vehicular en el país, también es la que más accidentes registra, buena parte de ellos por factores como exceso de velocidad, fallas mecánicas y malas condiciones del camino, elementos combinados con la convivencia entre transporte pesado y automóviles compactos, y el macrolibramiento, que disminuiría presión a la 57, no se usa debido a que no tiene todos sus entronques terminados, no acepta aún pago electrónico y es considerado muy costoso.

6°C

Santiago de Querétaro

Partly Cloudy

Humidity: 58%

Wind: 22.53 km/h

  • 13 Dec 2017 22°C 3°C
  • 14 Dec 2017 24°C 8°C

Tú Marca Aquí