EXPLOTA BOMBA ELECTORAL

Bien, siempre muy valioso es el tiempo. ¿Qué duda cabe?, lo reconocen y valoran de forma muy especial candidatos y partidos luego del inicio de sus campañas electorales en las que únicamente contarán con sesenta días para convencer a propios y extraños de que ellas y ellos son la mejor opción para alguno de los cargos públicos en disputa el próximo 7 de junio.

Con cuatro candidatos a la gubernatura del estado y una mujer para la misma posición, más 3 mil 649 candidatos (as) que estarán disputando los 18 ayuntamientos y las curules de la 58 Legislatura de la entidad, todo mundo ya puso pie a fondo en el acelerador, sabedores de que el tiempo apremia, incluidos los hombres nominados para las presidencias municipales a los que, junto con sus dirigencias, les explotó la primer “bomba electoral” de la temporada en forma de resolución de la Sala Regional de Monterrey del Tribunal Federal  Electoral, que obliga a los partidos y coaliciones a nominar a nueve mujeres a las candidaturas a las diferentes alcaldías queretanas.

¡Menuda bronca! Todo un cambio en el escenario para los institutos políticos, en especial para la coalición PRI, VERDE, PANAL y para el Partido Acción Nacional, que no postularon a una sola mujer en sus propuestas electorales y ahora tienen que buscar hasta por debajo de las piedras y con la lámpara de Diógenes a por lo menos nueve damas “competitivas” para buscar el triunfo en igual número de municipios.

En principio no veo opción de que alguno de los partidos cambie de candidato en el municipio de la capital, la llamada “joya de la corona”; sin embargo, en cualquiera de los restantes 17 municipios podría haber sorpresas importantes. Sobre esto mismo me parece significativo destacar el tremendo revés que se lleva el nuevo Tribunal Electoral del Estado en tres aspectos fundamentales. La sala regional del órgano federal les enmienda la plana por cuanto a la decisión local de obligar a los partidos a llevar en primer lugar de sus fórmulas plurinominales a mujeres y no a hombres, lo que derivó en la resolución de imponer que se nomine a nueve mujeres candidatas a presidentas municipales para garantizar la equidad de género. Pero aún más, facultando al Instituto Electoral del Estado de Querétaro (IEEQ) a que a partir de los resultados de las votaciones a diputados de mayoría, sea este organismo el que garantice la equidad de género en el nuevo Congreso.

Esto quiere decir que, por ejemplo, si de los quince distritos gana una amplia mayoría de varones, digamos en diez, el Instituto tendría que modificar el resultado de las votaciones plurinominales para garantizar la equidad de género, con lo cual ni siquiera resultará seguro ir de número uno en las mencionadas listas, ya que pudiera ser necesario recorrer el lugar en favor de la primera mujer de la lista, o sea la número dos. Con lo que, por otra parte, se estaría violentando la voluntad popular expresada en las votaciones plurinominales a efecto de garantizar la polémica equidad de género.

De ese tamaño está la bronca. Imagina, amable lector, la cantidad de acuerdos políticos que estas decisiones habrán de modificar en los días que ya corren de esta primera semana de campañas. Con este “tsunami-electoral” nos da la bienvenida el tiempo de campañas. ¿Cómo la ven?

Visto 1174 veces